Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 26 febrero |
Santa Paula Montal Fornés
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Adviento en clausura: ¿cómo viven las monjas la espera del Niño Dios?

adviento

godongphoto | Shutterstock

Matilde Latorre - publicado el 26/11/23

El adviento es un tiempo de preparación para la celebración del nacimiento de Jesús. ¿Cómo se preparan las monjas para la navidad? ¿Qué actividades realizan durante el adviento? ¿Qué significado tiene para ellas este tiempo litúrgico?

Para las monjas de clausura, el adviento es un tiempo de esperanza y alegría en el que se renueva su fe y su amor por el Señor que viene. Según explica la hermana María, del monasterio de las Clarisas de Madrid, el adviento es «un tiempo de gracia, de renovación interior, purificación, conversión y de preparar el corazón para acoger al Niño Dios».

Las monjas siguen el ritmo del año litúrgico, que marca las lecturas, cantos y oraciones de cada día. Además, realizan algunas actividades especiales durante el adviento, como la novena de la Inmaculada Concepción, el rezo del rosario de las antífonas de adviento, la bendición de la corona de adviento, la elaboración del belén y la decoración del monasterio.

Un tiempo de silencio y de compartir

El adviento también es un tiempo de silencio y de compartir en el que las monjas se esfuerzan por vivir la caridad fraterna y la comunión con la Iglesia y el mundo. Según cuenta la hermana Teresa, del monasterio de las Carmelitas Descalzas de Ávila, el adviento es «un tiempo de escucha, de estar atentas a la voz de Dios que nos habla en el silencio, de estar disponibles a su voluntad, de ofrecer nuestra vida por la salvación de las almas».

Las monjas también se sienten cercanas a las necesidades y las alegrías de las personas que les escriben, visitan o piden oraciones. Así lo expresa la hermana Ana, del monasterio de las Benedictinas de Barcelona: «El adviento es un tiempo de solidaridad, de intercesión, de acompañar con nuestra oración a tantas personas que sufren, esperan, se alegran y nos confían sus intenciones».

Un tiempo de espera y de encuentro

adviento

El adviento culmina con la celebración de la Navidad, el momento en que las monjas celebran el encuentro con el Niño Dios, que se hace presente en el pesebre, en la eucaristía y en el corazón de cada una. Según afirma la hermana Isabel, del monasterio de las Dominicas de Sevilla, la Navidad es «un tiempo de gozo, de acción de gracias, de adoración, de contemplar el misterio de la encarnación, de recibir el don de Dios hecho hombre por amor a nosotros».

Las monjas viven la Navidad con sencillez y con alegría, compartiendo la liturgia, el canto, la convivencia y la fiesta. También tienen gestos de generosidad con las personas más necesitadas, a las que ayudan con sus donativos o con sus productos artesanales. Así lo manifiesta la hermana Laura, del monasterio de las Trinitarias de Salamanca: «La navidad es un tiempo de dar, compartir, de hacer presente el amor de Dios a los demás, especialmente a los más pobres y a los que sufren».

Los monasterios de clausura son lugares donde se vive el adviento y la Navidad con una intensidad y una profundidad que nos pueden inspirar y ayudar a preparar nuestro corazón para acoger al Niño Dios.

Las monjas nos invitan a vivir este tiempo con esperanza, alegría, silencio, solidaridad, gozo y amor. Ellas nos ofrecen su testimonio, oración y amistad; y nos piden que también recemos por ellas y por sus vocaciones.

Tags:
advientomonasterio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.