Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 03 marzo |
Beata Concepción Cabrera de Armida
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

6 lecciones de san Maximiliano Kolbe para tu vida 

San Maximiliano Kolbe

Public domain, via Wikimedia Commons

Karen Hutch - publicado el 23/11/23

San Maximiliano supo rendir honor a lo que Cristo hizo por toda la humanidad: "Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos" (Jn 15, 13)

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

El testimonio de san Maximiliano Kolbe impactó a todo el mundo, pues aun viviendo en tiempos difíciles por la guerra nazi, tomó la firme decisión de ser un verdadero cristiano. De tal forma que, a la fecha, podemos contar con su testimonio y aplicar estas sencillas lecciones que nos inspiran en nuestro día a día y en nuestra vida espiritual. 

Maximiliano María Kolbe pasó gran parte de su vida en centros para prisioneros. A pesar de ello, no perdió de vista ni por un momento lo que podía hacer por las almas, de tal forma que fundó la Miliciade María Inmaculada.

Este santo logró ganarse la meta del cielo a base de una vida virtuosa y diligente, por lo que si tú también quieres alcanzar la meta de la santidad, te compartimos cómo lo hizo ese santo sacerdote, mártir. Ya que si queremos vencer nuestras dificultades y ser virtuosos, tenemos que ponernos manos a la obra.

1
Constancia

San Maximiliano logró muchas cosas, como fundar una congregación, diseñar una nave espacial, entre muchas otras. Nada de esto lo hubiera logrado si no se diera el tiempo necesario para llevar a cabo los proyectos que tenía en mente. 

Entonces, si quieres lograr algo o llegar a cierto lugar, trabaja por ello y no desistas. Es mejor dar pasos pequeños, pero seguros, a diferencia de no avanzar nada y procrastinar.

2
Confianza en María Santísima

El sacerdote dedicaba tiempo para encomendarse a la Madre del Cielo, a quien le confiaba su vida y sus anhelos; y de esta misma manera pedía su ayuda, pues que mejor intercesora que María misma. 

3
Amistad sincera

Maksymilian Kolbe ubrany w więzienny pasiak w obozie KL Auschwitz

Este gran santo sabía ser amigo. Demostraba siempre su interés por los demás, se mostraba confiable, alegre y lleno de Dios, a tal grado que entregó su vida en un campo de concentración para salvar a un hombre padre de familia y que así pudiera regresar con sus hijos y esposa. «El amigo fiel es seguro refugio, el que le encuentra, ha encontrado un tesoro». Eclo. 6, 14.

4
Paciencia

Hoy es difícil mantener la paciencia, sobre todo porque el mundo nos ha acostumbrado a vivir en la inmediatez, por lo que filas largas, el tráfico o esperar a alguien nos impacienta. Sin embargo, quien tiene paciencia cultiva un gran fruto. 

San Maximiliano fue paciente en los momentos en los que fue prisionero y supo estar a la espera de los planes de Dios. 

5
Escucha y consuelo

Kolbe, en los campos de concentración, escuchaba los lamentos de sus compañeros prisioneros y los consolaba. 

De la misma manera, podemos consolar al que está triste. A veces se nos olvida ver por los que sufren y solo vemos por nosotros mismos. Veamos con ojos de misericordia y amor al que no la está pasando bien. 

6
Creatividad

El amor hacia Cristo era tan grande que quería compartirlo con los demás y para ello no quiso quedarse quieto, pues, a pesar de estar enfermo de tuberculosis, se decidió a hacer algo más por el Reino de Cristo, por lo que empezó a diseñar y distribuir una revista en la que compartía la verdad. 

Decía que:

«Un misionero de la pluma […] forma opinión pública, atenúa la aversión hacia el catolicismo, aclara y remueve lentamente de la mente prejuicios y objeciones inveteradas, predispone a una gradual lealtad hacia la Iglesia y con el tiempo […] a la confianza y, finalmente, al deseo de conocer mejor la religión».

Tags:
Maximiliano Kolbesantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.