Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 febrero |
San Ricardo Peregrino
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Maltratados por la vida, Yannick y Carine dijeron ¡sí!

coloc-Lazare

Frank Toussaint / Lazare (https://franktoussaint.be/)

Carine y Yannick.

Raphaëlle Coquebert - publicado el 02/01/23

Después de vidas caóticas, Yannick y Carine, ambos sexagenarios, se conocieron a través de la asociación Lazare (cohabitación entre jóvenes profesionales y gente en problemas). ¡Y ahora están a punto de casarse!

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

Los cuentos de hadas no son exclusivos de la infancia. Yannick y Carine han recorrido un largo camino. Ella, originaria de Mons (Bélgica), vio cambiar su vida con su primer matrimonio, a los 24 años: víctima de un marido violento, dobló la espalda durante ocho años, hasta el día que sintió en peligro a sus dos hijos. 

Carine tomó entonces sus cosas y comenzó una vida de huida y deambular, de una ciudad a otra, siempre al acecho y con el miedo en el estómago. Dotada de una hermosa voz, logró sobrevivir haciendo radio y convirtiéndose en presentadora de karaoke. Hasta ese día de 2001 en que le encontraron nódulos en las cuerdas vocales: golpeada por la incapacidad profesional, fue de albergue en albergue, hasta que alguien le habló de la asociación Lazare de Bruxelles, la única existente en Bélgica. 

Un superviviente

Por su parte, Yannick también comió su pan negro. Bretón de Saint-Malo, trabajó, entre otras cosas, en un barco pesquero antes de caer en una grave adicción al alcohol. Las peregrinaciones en residencias temporales, también las conoció (Les Petits Riens, el Ejército de Salvación, Poverello…)

Cuando decidió en 2018 acudir a Lazare, rompió con sus viejos demonios: a base de puños, para acabar con la autodestrucción, se puso sobrio de la noche a la mañana. Se basó, ¡y cómo! – en su orgullo. 

Práctico y decidido, se convirtió en uno de los pilares de la residencia: «Es un hombre sensible y servicial», asegura Thomas, de 29 años, quien trabajó con él durante dos años. «Se implicaba mucho en la vida comunitaria: por ejemplo en el jardín, donde plantaba flores, verduras, ensaladas… Y en la cocina: nos invitaba a membrillo preparado por él o a tortitas bretonas de trigo sarraceno, su comida favorita.» Y añade, no sin malicia: «¡Hay que decir que su Bretaña le es querida! ¡Su peor insulto es ‘marinero de agua dulce’ o ‘marinero de domingo’!»

Generoso, Yannick también participaba en la vida comunitaria: como voluntario en una granja educativa, como entrenador de un equipo de fútbol… Llevaban viviendo juntos más de tres años cuando conoció a Carine.

Una suave domesticación

En Bruselas, la casa Lazare para mujeres y hombres solo está separada por un garaje para bicicletas: se ofrecen actividades ocasionales (juegos de mesa, comidas festivas, noches de baile o disfraces, etc.) para ambos. Se encuentran en el jardín, un lugar para compartir y tomar un té o un café… Carine recuerda: «A pesar de mi miedo a los hombres, me sentía bien con Yannick. Tiene un gran sentido del humor y me hizo reír. Me acostumbré a sentarme a su lado. ¡Al final, fui yo quien le echó el ojo! El día que hablamos de nuestros respectivos pasados ​​me dijo que nunca se había casado, pero que si yo quería…».

De la convivencia al sacramento

Los dos novios no perdieron el tiempo: ¡tienen edad como para ser abuelos! La decisión de casarse se abrió paso: sus complicadas situaciones administrativas aún no les habían permitido pasar ante el alcalde, pero están haciendo todo lo posible para lograrlo. 

Sin embargo, formalizaron su unión finalmente con una comida festiva, organizada con la ayuda de sus amigos de la tienda social Les Capucines; algunos vecinos del barrio se sumaron a prepararles una cena «Especial Boda» con los colores de Bretaña: mejillones, calamares, caldo de pescado, tarta…

Estábamos felices de unirnos para levantar nuestras copas por su amor y dar gracias por quienes son.

«Fue un día mágico, mágico, se alegra Carine. Yannick es un hombre maravilloso, ¡y nos conmovió mucho la colaboración de todos!». Thomas, presente junto con otros compañeros de cuarto de Lazare, agrega: «El ambiente era festivo y emotivo. Estábamos felices de unirnos para levantar nuestras copas por su amor y dar gracias por quienes son.» 

Boda religiosa

Carine y Yannick dejaron a Lazare, después de 4 meses para ella, 4 años para él, para vivir juntos. Siguiente paso tras el ayuntamiento: la boda religiosa. Ambos se aferran al matrimonio como algo tan fuerte como el hierro. 

Thomas explica que Yannick fue a misa «con muchas ganas» en la capilla de Lazare y fue muy diligente en las Laudes, celebradas todas las mañanas. Para Carine «aparte de un eclipse de cinco años tras la muerte de mi padre, nunca solté la mano de Dios». No hay hadas, duendes o palacios principescos en este cuento, ¡preferimos poner el Jardín del Edén y una multitud de ángeles!

Tags:
adiccionalcoholdrogasmatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.