Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 07 octubre |
San Bruno
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Dos recetas para cambiar los bajos datos de la natalidad

shutterstock_751065052.jpg

Shutterstock

Un recién nacido duerme plácidamente.

Mar Dorrio - publicado el 22/08/22

Nacen muy pocos niños, pero tal vez no sea el problema económico el que provoque miedo a tener hijos. Mar Dorrio plantea qué hay de fondo en esa decisión de pareja y cuál es el camino a la solución

Tener doce hijos hace que, de vez en cuando, alguna tertulia de televisión se ponga en contacto con nosotros para entrevistarnos. Esta semana volvió a suceder: una televisión nacional nos invitó a opinar sobre los nuevos datos de natalidad, tras la tímida alarma que provocaron los registros del primer semestre del año, los más bajos de las últimas ocho décadas, ya por debajo de 1,3 hijos por mujer.

¿Qué dije en mi intervención? Primero, le di un pequeño tirón de orejas a la prensa sensacionalista que gusta de manejar cifras escandalosas, como que la vuelta al cole de un niño ronda la media de 800 € por niño. Por supuesto, puede costar 800 € y mucho más, pero no necesariamente.

Flaco favor hacemos a la gente y al país señalando siempre el escenario más caro posible.

¿Cuánto cuesta el día a día de un hijo?

Un hijo te puede costar todo lo que quieras: puedes matricularlo en Harvard o en una universidad pública española, le puedes comprar unas katiuskas de 12 ó de 120 €, puedes invitar a toda la clase a un parque de bolas por su cumpleaños o invitar a sus seis mejores amigos a merendar en casa. Pero flaco favor hacemos a la gente y al país señalando siempre el escenario más caro posible.

Entre todos, debemos ayudar a crear una sociedad que se ilusione con cada nueva vida, y no generar miedo sembrando incertidumbre sobre la viabilidad económica de tener un hijo. Con sensacionalismo no ayudamos a nada ni a nadie.

Qué miedo se esconde

Sin embargo, lo que me parece más relevante para explicar estos datos de natalidad, mucho más que la economía, es la fragilidad actual de los matrimonios.

Si vas a hacer un viaje largo y crees que tu coche puede averiarse durante la travesía, si crees que te puede dejar tirado a mitad de camino, elegirás ir ligero de equipaje: una mochila o una maleta, algo que puedas cargar tú solo. Si, por el contrario, crees firmemente que el coche puede llegar hasta el final, hasta la meta, lo llenarás de maletas con todo lo necesario y con los «por si acasos». Porque sabes que todo ese peso no va a recaer sobre ti. Con los hijos pasa lo mismo. Si el matrimonio no es para toda la vida, si vivo bajo la espada de Damocles, sabiendo que mi relación se puede romper en cualquier momento, si todo se puede desmoronar porque alguno de los dos ya no siente las mariposas en el estómago, pues tendré los hijos que sea capaz de sacar adelante en solitario. Yo, desde luego, en esas condiciones no habría tenido doce. De hecho, no sé si habría tenido alguno. Pienso que la crisis de la natalidad es una consecuencia directa de la crisis del matrimonio.

Me preguntaron qué lujos tiene una familia tan grande como la nuestra en estos tiempos tan difíciles. Les respondí que nuestro hobby favorito es el mismo que tienen todos los parisienses: ir de picnic. Además, tenemos la suerte de vivir en la zona del planeta donde es más fácil encontrar sitios maravillosos para estirar la manta en el suelo (para envidia de los franceses): Galicia. Comida casera, naturaleza, y un balón, suelen ser nuestros imprescindibles. Pero también disfrutamos de algunos otros caprichos, de vez en cuando: por ejemplo, este verano aprovechamos un día del espectador para ir juntos a ver la película de Santiago Segura “Padre no hay más que uno 3”. Una saga que nos encanta por tratar el tema de la familia numerosa de una forma tan alegre y tan positiva.

mar.png
Mar Dorrio con su marido y sus hijos en una foto reciente.

¿Qué hacer para fomentar la natalidad? Si me lo preguntan, yo recomendaría que dejen de asustarnos desde los medios de comunicación, que no nos envenenen con el miedo a tener hijos. Creo que solo pretenden captar nuestra atención, y el cebo que utilizan para ello es difundir cifras escandalosas. Y, mucho más importante aún, les animaría a promocionar el matrimonio para toda la vida, a promocionar la familia, y a promocionar más las películas de Santiago Segura sobre la familia. Why not?

shutterstock_1274183125.jpg
Te puede interesar:El empeño, hasta el final
Tags:
amor de parejahijosmatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.