Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 08 agosto |
Santo Domingo de Guzmán
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Cómo evitar que las vacaciones se conviertan en un estrés

shutterstock_1927128746.jpg

Halfpoint - Shutterstock

Una familia en un día de excursión al aire libre

Violeta Tejera - publicado el 12/07/22

Las vacaciones de verano son largas para los niños y esto condiciona la vida familiar. Mantener ciertas normas, hacer familia y dejar paso a la creatividad evitarán convertir estos meses en un quebradero de cabeza que puede llegar a generar frustración. Alejandra Corredera, orientadora educativa, da claves

Partimos de la base de que en este tiempo de vacaciones los padres no deben entretener todo el tiempo a los niños, no son animadores socioculturales de los más pequeños. Por ello debemos plantear el verano con dos objetivos:

  1. ¿Cómo organizar el tiempo?
  2. ¿Qué quiero reforzar en verano en la educación de los niños?

Pensemos que estar de vacaciones no es no hacer nada sino hacer otras actividades que no podemos hacer durante el año.

La importancia de la planificación

Llega el verano pero la casa no se convierte en una anarquía. Hay que seguir manteniendo ciertas normas por el bien de la convivencia. Es importante mantener un horario.

Poner una hora límite para levantarse y también para acostarse, sobre todo a los adolescentes. Poner una hora para hacer las tareas del hogar e implicar a los niños en ellas. Es bueno que tengan esa rutina de hacer su cama, recoger la habitación o poner la mesa. Incluso ayudar en la cocina ahora que están más relajados y pueden aprender recetas nuevas.

¿Cómo podemos hacerlo?

Colgar un calendario en un sitio visible puede ser buena idea. En él los niños verán cuánto queda para hacer un plan especial, una excursión o iniciar un viaje. Les ayuda a gestionarse.

Orientar su tiempo libre también es fundamental. Hay que hacerlo siempre en función de su edad. Tienen tantas opciones que a veces no saben qué hacer y acaban cayendo en la tecnología. Por ello darles ideas, que sepamos que les gustan, hará que no pierdan el tiempo.

shutterstock_1912891126.jpg
Los expertos recomiendan orientar a los niños en sus actividades para que sepan qué hacer.

Estrés en vacaciones

El 59% de los padres sufren estrés en este tiempo. Encajar trabajo y vacaciones de los niños les quita el sueño. Según un informe de Lingokids, estos meses de verano suponen un 10% de los problemas de convivencia en casa y alteran en un 90% la logística familiar. Hay que cuidar de los niños sabiendo que solo 2 de cada 10 padres pueden hacerlo mientras el otro trabaja. Hay que buscar alternativas en una situación que es una yincana para la mayoría de las familias.

Como explica Alejandra Corredera, orientadora del colegio CEU Montepríncipe, «la planificación  y el ajuste de expectativas es fundamental para disfrutar de estos días y evitar disgustos».

Hacer a los niños partícipes

Una cosa debe quedar clara, apunta: «Los que toman las decisiones son los padres, pero enriquece escuchar y planear junto a los niños las actividades que realizaremos en verano». «Sólo si les conocemos realmente, sabremos qué les gusta y que les puede apetecer hacer en estos días de descanso».

Precisamente para escucharles y compartir con ellos es imprescindible dedicar un momento al día a hablar y relajarnos con ellos, «hacer familia». «La hora de la comida, sin dispositivos móviles sobre la mesa, puede ser una buena ocasión para hacerles partícipes y hablar con ellos sabiendo que nosotros somos el ejemplo».

Evitar la frustración

«Aún en vacaciones, no todo va a salir fenomenal». Hay que ser realistas, «los niños son niños también en verano y tendrán sus pataletas como el resto del año». Por ello «no debemos gastar toda la energía en conflictos puntuales y debemos focalizarlo en lo que realmente nos interesa para evitar frustraciones».

Aquí entra en juego la «negociación». Contentar a los chavales, dejarles tiempo para que hagan todas las actividades que les gustan pero, con la certeza de que hay planes innegociables a los que deben responder. Es tiempo de descanso pero no de rendición: “Muchas familias se han convertido en parques de atracciones y no pasa nada por dejar descansar y aburrirse a los niños, esto les llevará a estimular su creatividad y buscar recursos para entretenerse”, matiza Corredera.

shutterstock_1173841102.jpg
Te puede interesar:Más arte, papá
Tags:
educaciónfamiliafamilia numerosaociotiempovacaciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.