Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 12 agosto |
Beato Carlos Leisner
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué Jesús vivió como si no tuviera hogar?

PACE A VOI, GESU',

leolintang | Shutterstock

Paweł Rytel-Andrianik - publicado el 27/06/22

Todo en su vida estaba subordinado a la decisión de cumplir la voluntad de Dios y salvar

«Las zorras tienen madrigueras y los pájaros, nidos; pero el Hijo del hombre no tiene en dónde reclinar la cabeza», dice Jesús de sí mismo. La respuesta al porqué de esto se encuentra, por ejemplo, en el Evangelio.

Jesús decidió ir a Jerusalén.

El evangelio dice literalmente que Jesús «puso su rostro impasible, duro». Es una forma semítica de expresar que alguien ha tomado una decisión definitiva. Para Jesús, significa la decisión de cumplir la voluntad de Dios y salvar a la gente mediante su pasión, muerte y resurrección en Jerusalén. Todo estaba subordinado a esto en la vida de Jesús. El amor por la humanidad le impulsó.

Falta de acogida

Pero los samaritanos no quisieron recibirlo, porque supieron que iba a Jerusalén.

Los samaritanos sostenían que el único lugar de culto a Dios era el monte Garizim en Samaria, mientras que los judíos el de Jerusalén. De ahí la inhospitalidad, que no se dirigía personalmente a Jesús, sino que era el resultado de la disputa que había entre los dos pueblos.

A otro, Jesús le dijo: «Sígueme». Pero él le respondió: «Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre».

La honestidad de Jesús

Seguir a Jesús requiere libertad. El evangelio habla de tres tipos de la libertad: libertad de la comodidad, de las cosas materiales y de «mirar atrás«.

Un hombre quería seguir a Jesús, pero no dijo nada cuando escuchó que «el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza».

El otro quería enterrar a su padre antes. Algunos comentaristas lo explican como un deseo de facto de heredar primero parte de los bienes de su padre, y luego poder irse.

El tercero quería despedirse primero de su familia y sus seres queridos. Esto recuerda a la llamada de Eliseo, que pidió poder despedirse de sus padres. Elías accedió a esta petición y le dijo que regresara rápidamente.

Jesús: compromiso total

La respuesta de Jesús es diferente. ¿Por qué? Jesús es más grande que los profetas del Antiguo Testamento y su misión es más importante, por lo que mayor debe ser el compromiso de sus discípulos. Jesús lo dice claramente: los que quieren seguirlo deben hacerlo incondicionalmente.

El Evangelio es un testimonio del amor de Jesús por los seres humanos. Lo hace todo por los demás, no por sí mismo.

Al mismo tiempo, es sincero para que quien quiera seguirle haga como Él. El amor a todo hombre y la libertad interior son dos condiciones para seguir a Jesús.

Tags:
compromisolibertadmisionvalentía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.