Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 febrero |
San Jerónimo Emiliani
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Cómo afecta la pornografía a la vida de las parejas?

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family
LAPTOP

Shutterstock | TheVisualsYouNeed

La pornografía es de muy fácil acceso en internet.

Magdalena Galek - publicado el 18/05/22

¿Cuáles son las consecuencias de la adicción a la pornografía en la vida matrimonial? ¿Cómo se siente una mujer cuando se entera de que su esposo está viendo pornografía? ¿Por qué la pornografía puede causar daños graves a la familia? Entrevista a Piotr Kapera, psicoterapeuta especialista en adicciones y sexualidad masculina

-Aleteia: ¿Puede un hombre que consume pornografía volverse menos sensible a su mujer?

-Piotr Kapera: Sí. Es una cuestión de intimidad. Cuando un hombre que está acostumbrado a ver pornografía y piensa en sexo, no solo piensa en su esposa sino especialmente en otras mujeres. Asocia el sexo con mujeres que ha visto en películas pornográficas, con compañeras con las que imagina escenas pornográficas. Así es como funciona tu memoria asociativa. La intimidad sufre porque es posible que no puedas asociar el sexo solo con tu esposa. Por otro lado, para sentirse excitados, algunos hombres imaginan escenas vistas en películas pornográficas durante el sexo con sus esposas. Esto hace que la relación se cosifique al tratar al otro como un objeto: no importa si es tu esposa, porque para ellos puede ser cualquier otra mujer.

Mientras tanto, la mujer cuyo esposo ve regularmente películas pornográficas puede pensar que ella no es suficiente para él o que algo anda mal con su cuerpo…

-Cuando un hombre consume pornografía, se relaciona con ella como si fuera otra mujer. Al habla de ella, usa palabras como: “me da placer”, “satisface mis necesidades”. Cuando su verdadera esposa lo sorprende viendo pornografía, reacciona como si lo hubieran sorprendido teniendo sexo con otra mujer. Avergonzado, explica que la película apareció en su pantalla por casualidad. En definitiva, empieza a mentir, a ocultar los hechos como si escondiera a una amante.

-¿Podemos hablar de infidelidad?

-Enterarse de que su esposo está mirando pornografía es una experiencia amarga para la mayoría de las mujeres. Cuando se les pide que lo comparen con otra situación de sus vidas, lo relacionan con mayor frecuencia con la infidelidad física con otra mujer. Sienten las mismas emociones: ira, traición, soledad, bajada de autoestima…

-¿Esta situación puede causar ansiedad en una mujer?

-En una relación matrimonial, una mujer se siente segura o no. Cuando un hombre es adicto a la pornografía, se siente amenazado por cierto peligro. Pero también hay un aspecto espiritual: si un hombre está casado, la pornografía abre la puerta al Maligno, que interfiere en su matrimonio. Dado que el esposo y la esposa son una sola carne, las elecciones del esposo no solo lo afectan a él sino también a su esposa. Un amigo mío que se está recuperando de una adicción a la pornografía y la masturbación notó esta correlación: cuando él vuelve a caer en la adicción, su esposa, aunque ella no lo sabe, se vuelve más ansiosa e irritable.

KŁÓTNIA MAŁŻEŃSKA
Con la pornografía, las cosas dejan de funcionar bien en el matrimonio.

¿Cómo reaccionan las mujeres cuando descubren el secreto de su marido?

-La mayoría de las veces, hay dos tipos de reacción. El primero: intentan tomar el control revisando el historial de navegación en la computadora o el teléfono de su esposo. Hacen guardia como un policía. Este es un comportamiento destructivo para ellos. En cualquier caso, si alguien realmente quiere hacer algo, encontrará la manera de hacerlo, por ejemplo, comprando un segundo teléfono. Otro comportamiento destructivo es tratar de “parecerse” a las actrices de estas películas pornográficas. Así, se dejan tentar por las cirugías plásticas, o superan sus límites en lo que son capaces de hacer en el lecho conyugal. Sin embargo, corren el riesgo de perder su dignidad al querer satisfacer a sus maridos de la misma manera que lo hacen las estrellas porno.

-¿La pornografía cambia las expectativas que un hombre tiene de una mujer?

-La pornografía puede dar a un hombre una sensación de poder aparente sobre una mujer. Por lo general, puede ser tímido. Pero al ver pornografía, siente que tiene control y poder sobre la mujer que puede hacer cualquier cosa por él. Así aprende a tratar a las personas como objetos y a encontrar casi normal destruir la dignidad de alguien.

-¿Qué consejo le daría a las mujeres que saben que sus maridos tienen este problema?

-Una amiga mía me dijo que ella y su esposo no habían tenido sexo en varios meses porque él prefería ver pornografía y masturbarse. Pidió consejo a un psicólogo, quien le recomendó unirse a un grupo con otras mujeres cuyos maridos son adictos a la pornografía. Esto fue bueno para ella, ya que se dio cuenta de que el problema que estaba experimentando lo compartían otras parejas. También se dio cuenta de que si realmente se hubiera parecido a Miss Universo, aunque al principio podría haber interesado a su esposo, después de un tiempo se habría vuelto aburrida para él. El problema está en otra parte. No se trata de la esposa, se trata del hecho de que el esposo es adicto a la pornografía, que su cerebro está enfermo y que puede ser su esclavo. Y esa es la razón de su falta de voluntad para tener sexo con ella.

-¿Los niños también sufren las consecuencias de que su padre vea pornografía?

-Una de las consecuencias es que el padre que ve pornografía no podrá hablar con su hijo al respecto. En mi opinión, hablar con su hijo sobre pornografía y sexualidad en general es el papel de los padres. Es difícil hablar con un niño si eres un consumidor. Cómo responder a la pregunta del niño: “¿Cómo te fue, padre? ¿Alguna vez has visto películas pornográficas?». ¿Qué responderá? ¿Mentirá? ¿O debería decir la verdad? Y si dice la verdad, no puede esperar que su hijo comprenda la verdad: es decir, que no está bien en absoluto ver pornografía.

Este artículo está reservado a los miembros de Aleteia Family

¿Ya eres miembro?

¡Gratis! - Sin ningún compromiso
Puedes cancelar en cualquier momento

Descubre los beneficios:

Aucun engagement : vous pouvez résilier à tout moment

1.

Acceso a nuestra red de cientos de monasterios que rezarán por tus intenciones

2.

Acceso ilimitado a todo el nuevo contenido de Aleteia Family

3.

Acceso al servicio "Carta de Roma"

4.

Acceso exclusivo a nuestra revista de prensa internacional

5.

Publicidad limitada

6.

Acceso exclusivo a publicar comentarios

Apoya a medios que promueven los valores católicos
Apoya a medios que promueven los valores católicos
Tags:
amor de parejapantallaspornografiaredes socialessexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.