Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

Cambió las finanzas por organizar viajes para personas mayores

VIAJES DE LA EDAD TARDIA

viajesdelaedadtardia.es

Juan Cabrillana con su madre.

Dolors Massot - publicado el 26/02/22

Juan Cabrillana quiere que las personas ancianas "puedan viajar y no encuentren diferencia con la comodidad de su casa"

Juan Cabrillana llevaba 27 años acudiendo cada jornada laboral a su trabajo. Estaba en el departamento de finanzas del grupo editorial Anaya. Cifras, números, previsiones. «En enero ya sabía lo que iba a hacer en noviembre». Y eso le producía una tristeza casi vital. «No me llenaba nada».

«Estaba a la vez aburrido y estresado. Era levantarme por las mañanas y saber que todo estaba planificado», recuerda.

Pero en la vida se presentan a veces situaciones que uno puede tomar como un problema sin remedio o como un reto a superar. Juan entendió que, a sus más de 50 años, era la hora de los retos.

La madre de Juan se encontraba con una demencia avanzada. «Vive en un resort en Alicante. Entonces solicité una excedencia de un año para cuidar de ella, y al mismo tiempo me servía para salir de tanta rutina, pensaba yo. Lo necesitaba».

VIAJES DE LA EDAD TARDIA
La madre de Juan en la playa disfrutando del sol y de la compañía de su hijo.

Hacer felices a los mayores

Pero la cosa no quedó ahí. En aquel cuidar a su anciana madre comprendió que la vida le estaba pasando sin ningún aliciente, y que era el momento de dar un giro de 180 grados.

«Al acompañarla, veía lo contenta que ella estaba. Nos desplazábamos y noté que otras personas mayores también agradecían contar con alguien que les llevara a ver lugares o que pasara un rato de conversación con ellas. Así fue como pensé que, además de mi madre, podía ser capaz de llevar a ancianos de viaje. Que hicieran posible su sueño

VIAJES DE LA EDAD TARDIA
Cuidar a su madre le hizo pensar a Juan que podría atender también a otras personas y viajar adonde quisieran.

Así que Juan Cabrillana es hoy empresario, emprendedor y fundador de una agencia de viajes para personas ancianas. «Cuando digo ancianos no me refiero a jubilados de 65, no. Yo propongo estos viajes para personas de 75 y más, que no pueden viajar por sí mismas y que necesitan ayuda.»

Juan organiza lo que convenga para que lo pasen disfrutando y «que no haya diferencia entre su casa y el viaje».

«Haremos lo que a ellos les gusta»

Por poner un ejemplo: si van de Madrid a Córdoba, «podemos ir en coche y paramos cuando quieran o les convenga». Él se encarga previamente de hacer de «oteador»: «No paramos a comer en una gasolinera de cualquier manera sino que habré buscado previamente un restaurante típico de la zona, con encanto, que les permita conocer la gastronomía». Además, «todo está consensuado antes de salir».

Esto implica que también en el viaje puede haber plan cultural, visita a un monasterio, un parador nacional o acudir a misa sabiendo de antemano los horarios de cada lugar. «Yo les acompaño», afirma.

Juan Cabrillana ha puesto en marcha la empresa Viajes de la Edad Tardía. Su punto fuerte son los «viajes exclusivos y a medida con acompañamiento continuo».

El público al que se dirige son personas de tres tipos, explica: «Personas que no pueden ir solas por una cuestión de movilidad o de dependencia de otro tipo; personas que se sienten desprotegidas y que prefieren que les den las cosas hechas; y personas que ya habían renunciado a viajar porque creen que no son cosas de su edad ya, porque un viaje implica madrugar, seguir un horario, etc…».

Los grupos de viaje van de 2 hasta 4 personas, que son los que caben en un coche, no más.

Para los mayores será un descanso contar con alguien de confianza. Pero es que además, Juan insiste en que esto le ha devuelto ilusión a la vida.

Aquí puedes ver el vídeo resumen de uno de sus viajes:

Tags:
ancianoscuidarempresaviajes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.