Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 22 mayo |
Santa Rita de Casia
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Plan de estudios de educación religiosa para niños con necesidades especiales

SIBLINGS

SeventyFour | Shutterstock

Theresa Civantos Barber - publicado el 11/02/22

“A nadie debería negársele la oportunidad de aprender sobre su fe o recibir los sacramentos”

Cuando estaba en la universidad, me apunté como catequista voluntaria en una parroquia cerca de mi campus. Me nombraron tutora personal de una niña pequeña con síndrome de Down. Tenía siete años y la parroquia confiaba en que una formación personalizada la ayudaría a prepararse para la Primera Comunión.

La verdad es que yo no sabía lo que estaba haciendo porque no tenía ninguna experiencia docente, pero leía con ella el libro de texto de religión y hablábamos sobre lo que habíamos leído. Hice lo mejor que pude para compartir con alegría la fe con ella y disfrutar de nuestro rato semanal juntas.

Al volver la vista atrás, veo que estaba poco preparada para enseñarle. Ojalá hubiera tenido acceso a un programa de educación religiosa diseñado para niños con necesidades especiales. Eso habría hecho que las sesiones fueran más fructíferas para ambas. Sin embargo, por entonces no existía nada así, al menos hasta donde sabíamos yo o nadie en la parroquia.

Entre los programas que hoy existen, en Estados Unidos se está desarrollando en la actualidad un programa de educación religiosa específicamente diseñado para atender a niños con necesidades especiales.

Kelly Mantoan es la madre y escritora católica que crea este programa de estudios, titulado “Accepting the Gift” (“Aceptando el regalo”, en inglés). Ella es la autora de Better Than OK: Finding Joy as a Special Needs Parent (“mejor que bien: encontrando alegría como padres de niños con necesidades especiales”), es bloguera en This Ain’t the Lyceum y también madre de cinco hijos. Sus dos hijos más pequeños tienen un raro trastorno neuromuscular conocido como atrofia muscular espinal.

El programa de estudios está disponible para su descarga aquí. Los libros de enero están disponibles de forma gratuita y de los de febrero se puede realizar una vista previa antes de su compra.

Kelly creó en un primer momento Accepting the Gift como una conferencia de un día para padres y madres católicos de niños con necesidades especiales al ver que no podía encontrar conferencias ya existentes específicamente diseñadas para padres católicos.

“Después de concluir el evento, me percaté de que los padres católicos de niños con necesidades especiales necesitaban realmente algo más que una conferencia de un día, una vez al año”, dijo en una entrevista. “Así que, durante mi estancia en el hospital con mi hijo menor mientras se recuperaba de una neumonía, establecí un sitio web nuevo, envié emails a colaboradores potenciales y empecé Accepting the Gift como un apostolado”.

Hace poco tuve la oportunidad de preguntar a Kelly sobre el nuevo programa de estudios que está desarrollando. Aquí está nuestra conversación:

¿Qué te inspiró para crear el programa de estudios Accepting the Gift?

He escuchado por boca de muchos padres de niños con necesidades especiales que a sus hijos se les niegan directamente los sacramentos. O que sus parroquias están dispuestas a administrarles los sacramentos pero no saben cómo preparar a los niños. Dicen a los padres: “Todo lo que puedan enseñarles por su propia cuenta está bien”. En todos los casos, la parroquia no está segura de cómo abordar las necesidades únicas de estos niños. Y la familia queda sola para encontrar una solución por sus propios medios.

Aunque siempre aconsejo a los padres que intenten trabajar con la parroquia para que sus hijos puedan recibir catequesis como cualquier otro niño, a veces no es posible. El programa de Accepting the Gift viene a cubrir esas lagunas para padres que no tengan otros medios para catequizar a sus hijos con necesidades especiales. Quizás también sea la elección preferente para familias que opten por educar en casa a sus niños con necesidades especiales por el motivo que sea.

¿En qué es diferente este programa de otros programas de educación religiosa disponibles ahora?

Es un programa de un curso anual, así que se va centrando en los santos de cada mes y al mismo tiempo se aprende sobre todo los elementos básicos de la fe. También puede usarse para más de uno o dos años, así que el ritmo es flexible.

No es un programa de estudios basado en exámenes. Está creado de modo que los niños puedan experimentar cada concepto a través de actividades prácticas con los padres o incluso los hermanos. Los padres pueden repetir las actividades tantas veces como necesiten para ayudar a sus hijos a establecer una conexión con el material.

¿A quién va dirigido Accepting the Gift?

Puede usarse para preparar a los niños para la Primera Comunión. Así que no por debajo de cinco o seis años, pero también puede emplearse con adolescentes mucho mayores con retraso intelectual que quieran prepararse para la Confirmación.

¿Qué niveles hay disponibles?

El programa no tiene niveles por cursos. Cubre los dogmas principales de la fe y puede emplearse con niños y adolescentes de diversas edades dependiendo de su capacidad.

No todos los niños serán capaces de memorizar el Catecismo de Baltimore o leer la Summa Theologica, pero podemos asegurar que todos los niños se acerquen a las verdades básicas de la Iglesia católica de una manera accesible.

A nadie debería negársele la oportunidad de aprender sobre su fe o recibir los sacramentos.

¿Qué es lo más importante que querrías compartir sobre Accepting the Gift?

Accepting the Gift existe para ayudar a los padres a aceptar el regalo de un hijo discapacitado. Si eres padre o madre de un niño con necesidades especiales y te sientes desesperado o frustrado, o si conoces a alguna familia que se sienta de esta manera, te invito a echar un vistazo a nuestro sitio web y conectar con otros padres que han pasado por esto mismo y que han aprendido no solo a aceptar, sino a abrazar esta vocación única.

Podemos ayudar a los padres a redescubrir la alegría de la vida, incluso cuando su hijo haya sido diagnosticado de una condición médica devastadora. Nuestros miembros y patrocinadores conocen de primera mano el esfuerzo físico, mental y espiritual y quieren compartir sus experiencias para ayudar a otros.

Tags:
clase de religióndiscapacidadeducaciónniñospadres-hijos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.