Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 25 septiembre |
San Cleofás
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Se apaga la leyenda: murió Sidney Poitier

web3-man-nuns-dining-room-screenshot-lilies-of-the-field-metro-goldwyn-mayer-studios-inc

Metro-Goldwyn-Mayer Studios Inc.

Un trabajador (Sidney Poitier) de viaje buscando trabajo se convierte en la respuesta a las oraciones de cinco monjas de Europa del este cuando él les ayuda a construir una capilla en el desierto. Disponible en Amazon Prime por $2.99.

Jaime Septién - publicado el 08/01/22

El líder indiscutible de los derechos de los afroamericanos en el cine, el primer actor negro en la historia de Hollywood en ganar un Óscar (por su papel en Los lirios del valle en 1963) , Sidney Potier, murió el pasado 6 de enero en las Bahamas, de donde eran sus padres (aunque él nació en Miami, Florida, Estados Unidos, el 20 de febrero de 1927).

Su biografía incluye datos de juventud compartidos con una gran mayoría de los afroamericanos de la primera parte del siglo XX en Estados Unidos: creció en medio de la pobreza, en una plantación de tomates en las Bahamas, y su primer trabajo remunerado fue fregando platos en un restaurante de Nueva York.

Hasta ahí lo habían enviado sus padres con la intención de que se abriera paso en la vida y no fuera a caer en las garras de la delincuencia. No tenía ninguna instrucción académica. Un camarero de origen judio fue quien le enseñó a leer y a escribir cuando finaliza su adolescencia.

Poitier –quien pasó a la historia por su papel protagónico en la película de Stanley Kramer, ¿Adivina quién viene a cenar?—había servido, por un tiempo, en la armada de Gran Bretaña, pero el mundo de los militares distaba mucho de su sensibilidad: se hizo pasar por demente para que lo dieran de baja.

Carrera y destino

Tras la Segunda Guerra Mundial, Poitier se inscribió en clases de teatro y formó parte del grupo teatral del barrio neoyorquino de Harlem, el barrio afroamericano por excelencia. Con esta compañía debutó en Broadway en la comedia de teatro clásica Lisístrata, del dramaturgo griego Aristófanes.

No fue sino hasta la década de los sesenta del siglo pasado cuando saltó al estrellato, sobre todo cuando le fue concedido el Óscar. En su vida sentimental, bastante inestable, se casó dos veces y tuvo seis hijas en ambos matrimonios. El presidente Barack Obama lo condecoró en 2009 con la Medalla Civil de la Libertad.

Además de actor, fue director y un notable impulsor de causas a favor de los más necesitados, sobre todo en la tierra de sus padres. Entre 1997 y 2007 ejerció otro de sus papeles en la vida, el papel de diplomático. En ese periodo fungió como embajador de Bahamas en la Unesco y en Japón.

También la reina de Inglaterra, Isabel II, lo nombró miembro de la Órden del Imperio Británico –aunque nunca usó el título de Sir—y en 2001 le fue concedido el Óscar honorífico de manos de otro actor afroamericano, quizá su sucesor en la gran pantalla, Denzel Washington (quien esa misma ceremonia ganó un Óscar).

Activista en favor de los derechos civiles

La fama de Poitier, además de por su trabajo como actor, le llegó en la época de los sesenta cuando se convirtió en el buque insignia de Hollywood en favor de los derechos civiles de las minorías, de la mano de la lucha que llevaba a cabo el doctor Martin Luther King Jr.

El año más importante de Potier fue el de 1967 cuando, además de ¿Adivina quién viene a cenar? Estrenó otras dos películas: En el calor de la noche y Al maestro con cariño. Estas películas, donde se toca el tema del racismo, contribuyeron a la lucha de los derechos de los afroamericanos en Estados Unidos,

«Los negros que aparecían en las películas cuando yo empezaba siempre eran estereotipos negativos: payasos, mayordomos arrastrados, inadaptados… Yo elegí no formar parte de esos tópicos. Quiero que mis hijos se vean reflejados en el cine», explicó Poitier justamente en ese año de 1967.

Cuando recibió el Óscar honorífico en 2001, Poitier subió al escenario y, tras llevarse la mano al corazón, dijo: «Acepto este premio en recuerdo de todos los actores afroamericanos que lucharon antes que yo en los años difíciles». La dignidad representada en los papeles que le tocó interpretar, fue la misma esa noche, con Hollywood a sus pies.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.