Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Manualidad para aprender los colores litúrgicos

LITURGY

Merche Crespo

Merche Crespo - publicado el 24/11/21

Esta manualidad sirve para una catequesis sobre el calendario litúrgico. Elaboraremos una casulla de papel y cartón pluma o de fieltro para cada color

El primer domingo de Adviento se inicia el año litúrgico, después de la celebración de la solemnidad de Cristo Rey, último domingo del Tiempo ordinario.

A partir de este momento, el color de los ornamentos de la Misa cambia, pasa del verde, propio del tiempo ordinario, al morado, característico del Adviento. Y la vestimenta del sacerdote -casulla y estola- es uno de los elementos en los que el cambio del color litúrgico se hace más notorio.  

¿Existe una casulla azul?

¡Pero en estos días aún vamos a ver más cambios de color! Resulta que el 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, el sacerdote puede vestir la casulla de color azul, que puede usar en lugar del blanco este día y también el 15 de agosto, ambas festividades de la Virgen.

El privilegio de usar ornamentos de color azul en estas solemnidades fue otorgado por la Santa Sede en 1864 a todas las iglesias de España y a los territorios que entonces estaban gobernados por los españoles.

Domingo «Gaudete»

Y el tercer domingo de Adviento, llamado de “Gaudete”, el sacerdote puede vestir la casulla de color rosa, para subrayar la alegría y el gozo por la cercanía del nacimiento del Señor. Este año será el domingo 12 de diciembre.

Esta casulla es usada también el cuarto domingo de Cuaresma, o domingo “Laetare”, para indicar una pausa en el rigor de la penitencia propia de este tiempo. El color rosa nos recuerda que la penitencia es necesaria para preparar las fiestas que se van a celebrar, Navidad o Pascua. Por esta razón el rosa es una mezcla entre el morado y el blanco.

Blanca Navidad

De tal manera que después de Adviento, llega el Tiempo de Navidad. Es entonces cuando los ornamentos, casulla incluida, se tornan blancos. Ese detalle indica que vamos a vivir una gran fiesta en la Iglesia.

Sin duda, este es el mejor momento del año para vivir y sentir los distintos cambios en el color de la Liturgia. Por eso es una buena oportunidad para elaborar una manualidad con el objetivo de explicarlo a los más pequeños.

Catequesis de los colores litúrgicos

Los colores en la liturgia son una manera de conectarnos visualmente con el tipo de evento o celebración de la Iglesia. Pero la elección de cada uno no es casual ni se basa en un criterio estético, sino que cada color tiene un significado profundo.

Por esta razón, explicar por qué los sacerdotes usan casullas de distintos colores es una fantástica catequesis, que puede servir para niños y adultos. No deja de ser una forma de lenguaje para la religión.

De alguna manera el color y todo lo que emana de él, acompañan al misterio que se va a producir durante la Misa o cualquier otra celebración litúrgica. Entra por los ojos y llega al fondo de nuestra alma.

Evolución de los colores

Actualmente los colores litúrgicos son el verde, morado, rojo, blanco, azul y rosa. Antes de la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II también se usaba el color negro durante los funerales y en la misa del 2 de noviembre, Solemnidad de Todos los fieles difuntos.  

En algunas ocasiones especiales, y con el fin de dar mayor solemnidad, el sacerdote también puede usar telas con detalles dorados y plateados.

¿Qué simboliza cada color?

Ya hemos dicho que cada color tiene un significado que nos ayuda a entender mejor la liturgia de la Misa y cada tiempo tiene su uso particular.

  • Blanco es signo de alegría y de pureza e inocencia. Este color es propio del Tiempo de Navidad y de Pascua, y también se usa en las Solemnidades del Señor y en las memorias de algunos santos que no son mártires.
  • Verde es signo de esperanza y de vida. Es el color usado durante el Tiempo Ordinario, el más largo de todo el año -34 semanas-, cuando no se celebra ningún santo, ni mártir ni fiesta de la Virgen.
  • Rojo es signo de realeza y martirio, el color de la sangre y del fuego del Espíritu. Se utiliza en Pentecostés, durante las confirmaciones, las misas del Espíritu Santo, el Viernes Santo, el día de la Exaltación de la Santa Cruz y cuando celebramos la memoria de un santo mártir.
  • Morado es signo de dolor y de esperanza, de penitencia y austeridad. Es el color usado en los tiempos de Adviento– tiempo de espera y preparación- y Cuaresma– tiempo de penitencia-. Suele usarse también en las misas de difuntos.
  • Azul es el color de la paz y la pureza, por eso se asocia a María. Suele usarse el 8 de diciembre, la Inmaculada y también el 15 de agosto.
  • Rosa es el color de la alegría y el gozo. Solo se usa dos domingos al año: el tercer domingo de Adviento, llamado Gaudete, y el cuarto domingo de Cuaresma, llamado Laetare.

Con el fin de que los niños aprendan a distinguir los colores de la Misa, desde Aleteia os hemos preparado una manualidad muy sencilla para que elaboréis con ellos 6 casullas. ¡Para ellos será una sesión más de catequesis!

Materiales necesarios para realizar la manualidad

En primer lugar, para elaborar esta manualidad necesitaremos:

  • Cartón pluma o un trozo de poliestireno (porexpan) de 25 cm x 15 cm que nos servirá de base.
  • 6 hojas de papel blanco para imprimir las casullas, y luego pintarlas de cada color. Podéis descargar aquí el modelo. También podéis imprimirlas directamente en color.
  • Si preferís, también podéis utilizar tela de fieltro de esos colores y recortar la tela con la forma de la casulla modelo.
  • Palitos de madera planos.
  • Lápiz y colores verde, morado, rojo, azul y rosa. También podéis utilizar algún rotulador o pintura dorada o plateada, para añadir algún detalle a la casulla.
  • Para adornar las casullas de fieltro, podéis usar también un trozo de tela dorada/plateada.
  • Tijeras y pegamento (o silicona líquida)
LITURGY
Este es el material que emplearemos.

6 pasos a seguir

1-Primero disponer de 9 palitos de madera, y 3 de ellos lo partimos por la mitad.

2-A continuación, pegar el trozo más corto al palito largo, formando una cruz (latina), como si fuera un maniquí. Repetiremos esta acción 6 veces, para tener los soportes para las 6 casullas de colores.

LITURGY
Trabajaremos con los palitos de madera.

3- Entonces, sobre el cartón o porexpan, que nos servirá de base, pegar o clavar los 6 soportes de madera. Para que quede más arreglado, forrar la base con papel o pintarlo con pintura acrílica del color que prefiramos. Os recomendamos el blanco.

4- Después podemos descargarnos la imagen en blanco de las casullas (a continuación, en la galería fotográfica que hay unas líneas más abajo dispones de la plantilla) e imprimir 6 copias. Luego pintar cada una de un color litúrgico, tal como indica en la imagen. En este caso podemos usar el tipo de material que prefiramos: lápices de colores, ceras o rotuladores.

O si preferimos, podemos descargar la imagen de cada casulla en color (blanco, verde, rojo, morado, azul y rosa) y así no hace falta que las coloreemos. Solo tendremos que imprimirlas y recortarlas. 

LITURGY
Pinta de color cada casulla.

Otra opción es realizar las casullas con tela de fieltro de colores y recortarlas con la forma adecuada siguiendo la plantilla del modelo. Después adornarla con algún motivo dorado o plateado.

5- Seguidamente, con unas tijeras las cortamos con su forma, poniendo especial cuidado en recortar un agujero en el centro para poder colgarlo en el soporte de madera.  

LITURGY
Recorta cada casulla.

6- Por último, colocar cada casulla sobre su soporte. Y en la base escribir a qué Tiempo litúrgico corresponde cada color.

LITURGY
Aquí tienes las casullas en papel.
LITURGY
Estas están hechas en fieltro.

¡Ya están listas nuestras casullas! Sin duda, con esta sencilla manualidad, ahora ya sabremos cada domingo cuando acudamos a Misa, de qué color irá vestido el sacerdote y de qué color serán algunos ornamentos, como el paño que cubre el ambón, el velo del cáliz, la bolsa de corporales o el conopeo, el velo que cubre el sagrario.

Thumbnail for read also
Te puede interesar:¿Qué es el Adviento?
Tags:
catequesisDIYdummies liturgiaeducaciónliturgiaparroquia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.