Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Sirves a Dios y pasas una prueba difícil, ¿te preguntas por qué?

SB Arts Media | Shutterstock

Claudio de Castro - publicado el 10/11/21

"Si te has decidido a servir al Señor, prepárate para la prueba. Conserva recto tu corazón y sé decidido, no te pongas nervioso cuando vengan las dificultades", dice la Biblia

«¡Aclame al Señor la tierra entera, sirvan al Señor con alegría, lleguen a él, con cánticos de gozo!».

Salmo 100

Todos, en algún momento de nuestras vidas atravesamos situaciones muy difíciles, para las que no estamos preparados y no sabemos cómo salir de ellas.

No creas que por escribir mis libros y estos artículos en Aleteia me veo libre de ellos. Al contrario, soy probado a menudo con más fuerza y rigor.

Estoy claro en esto: “Somos discípulos de un crucificado, no esperes que te traten mejor que a Él.”

Incomprensiones y sufrimientos

El mundo no comprende a los seguidores de Jesús. ¿Quién puede comprender eso de perdonar siempre, sobre todo a tus enemigos? No es un plato fácil de pasar. A veces el daño que nos hacen es tan grave que cuesta muchísimo perdonar y olvidar.

Igual ocurre con los malos momentos. Suelen ser inesperados y nos llenan de tribulación y pena.

Para mí la Biblia es una fuente inagotable de respuestas. Cada vez que tengo dudas, busco en la Biblia que tengo en casa, al lado de mi cama, al alcance de la mano. Y luego reviso el Catecismo de la Iglesia católica.

La prueba

Recuerdo hace unos años que atravesé una situación muy desagradable. Me acusaban injustamente y yo rezaba y le decía a Dios: “Trato de servirte, ¿por qué me ocurre esto? No tiene sentido».

Salí al patio interior de mi casa y me senté en una banca a rezar el Rosario, la oración más cristocéntrica que existe. 

¡Fue increíble! A medida que rezaba me inundaba una gran paz y podía pensar con serenidad. Ahora sabía lo que debía hacer y quién tenía las respuestas que necesitaba.

Acudí a mi Biblia en busca de una solución. Lo que encontré me dejó de una pieza, maravillado, arrepentido de haberme quejado tanto:

«Si te has decidido a servir al Señor, prepárate para la prueba. Conserva recto tu corazón y sé decidido, no te pongas nervioso cuando vengan las dificultades. Apégate al Señor, no te apartes de él; si actúas así, arribarás a buen puerto al final de tus días. Acepta todo lo que te pase y sé paciente cuando te halles botado en el suelo. Porque, así como el oro se purifica en el fuego, así también los que agradan a Dios pasan por el crisol de la humillación. Confía en él y te cuidará; sigue el camino recto y espera en él”.

Eclesiástico 2, 1-6

La oración te lleva a confiar

Ahora lo comprendía todo. Acepté los sufrimientos y los ofrecí  a Dios por la conversión de los pecadores, por aquellas personas que injustamente querían lastimarme.

“Señor”, le dije, “Confiaré en ti”.

Al final todo se solucionó de la mejor manera. Fue una experiencia de fe, maravillosa, de la que extraje una gran enseñanza.

¿Puedo pedirte un favor? Reza por nosotros. En Aleteia rezamos por ti y tus necesidades.

¡Dios te bendiga!

Tags:
bibliajesuspreparaciónsufrimiento
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.