Aleteia logoAleteia logoAleteia
sábado 04 diciembre |
San Juan Damasceno
Aleteia logo
Historias que inspiran
separateurCreated with Sketch.

81 años, prisionero en la Unión Soviética, recupera una iglesia para dedicarla a Juan Pablo II

Mykola Horbal

Andriy Horbal | Facebook | Fair Use

Anna Gebalska-Berekets - publicado el 21/10/21

Cuando Mykola Horbal comenzó su proyecto de renovación, se necesitaron 26 camiones de basura para vaciar la iglesia y el terreno adyacente

Mykola Horbal, un miembro del parlamento ucraniano retirado, ha estado renovando una iglesia en su pueblo natal de Latacz (Ucrania) durante cinco años. El poeta y ex activista de derechos humanos inició el aparentemente loco proyecto de devolver la iglesia, que estaba llena de basura y prácticamente en ruinas, a su función original: el culto.

Comenzó solo y sacó fondos de su modesta jubilación para renovar el exterior del edificio. Hoy cuenta con el apoyo de donaciones para continuar el trabajo.

“Tras el cierre de la finca colectiva, la iglesia permaneció vacía durante varios años y empezó a desmoronarse. Mi padre no podía soportar verlo en ese estado. Pensó para sí mismo: ‘Mucha gente ha rezado a Dios aquí’. Ya no podía permanecer pasivo ante este sacrilegio”, dice el hijo de Mykola, Andriy Horbal.

Mykola Horbal dirige la obra desde Kiev, y no pasa un día sin que él le pida al Señor que le conceda salud para completar este proyecto. “En lugar de un espíritu de desolación, es el Espíritu Santo el que debe morar aquí”, continúa su hijo.

En Facebook, Andriy informa sobre el progreso del trabajo. Electricidad, ventilación, frescos… Por el momento, todo queda por hacer dentro de la iglesia.

Perfil de Facebook del hijo de Mykola Horbal, donde comunica los avances en la recuperación de la pequeña iglesia.

“Se ha realizado un modelo 3D con las dimensiones exactas de todas las superficies… La prioridad ahora es preparar el diseño litúrgico interior. Invito a participar en él a todos los especialistas interesados ​​en el proyecto”, escribe Andriy Horbal en un post en la red social.

Fue granja colectiva y vertedero

La iglesia, construida a finales del siglo XIX, fue inicialmente el hogar de una comunidad católica polaca de unas 30 familias. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, los habitantes fueron deportados y, bajo el dominio soviético, el edificio se transformó en una granja colectiva. Finalmente, se utilizó como vertedero. Cuando Mykola Horbal comenzó su proyecto de renovación, se necesitaron 26 camiones de basura para vaciar la iglesia y el terreno adyacente.

Para la unión entre polacos y ucranianos

El hombre de 81 años recupera la iglesia para que se ponga bajo el patrocinio de San Juan Pablo II. Espera que sea un lugar de oración, pero sobre todo un signo de reconciliación entre ucranianos y polacos. Ya no reside ninguna comunidad polaca en la zona, por lo que el obispo de la diócesis de Lviv, el obispo Mieczysław Mokrzycki, decidió confiar la iglesia a la comunidad greco-católica de la aldea.

Mykola Horbal, su hijo Andriy y muchas personas de buena voluntad seguirán trabajando a diario, hasta el día en que la alabanza resuene una vez más desde las paredes de la iglesia.

El pasado 10 de septiembre, Mykola Horbal cumplió los 81 años y su hijo animó a todos a ayudar a su padre en este empeño de recuperar la iglesia:

Decía:

«¡Hoy mi papá Mykola Horbal celebra su 81 cumpleaños! Ahora en su pueblo Letyachy (región de Ternopil) mi padre continúa restaurando la iglesia católica del siglo XIX. Creo que se alegrará si, como regalo, recibe una donación para ayudar a restaurar el templo: 4149 4993 4554 5014. ¡Gracias!».

*Artículo actualizado por la edición en español de Aleteia.

Tags:
ancianoscomunismofepoloniaucrania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.