Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 26 julio |
San Joaquín y santa Ana
home iconCultura e Historia
line break icon

La celda 21 de Auschwitz todavía tiene grabado un Sagrado Corazón

SERCE JEZUSA W AUSCHWITZ

fot. Adam Cyra, Państwowe Muzeum Auschwitz-Birkenau | Google Arts & Culture

J.P. Mauro - publicado el 15/06/21

Estas torpes esculturas de pared son tan conmovedoras e inspiradoras como cualquier obra maestra de Caravaggio.

El arte católico ha cumplido muchas funciones a lo largo de la historia, desde la educación en la fe hasta la inspiración espiritual.

Sin embargo, las obras de arte más famosas y preciadas palidecen en comparación con un simple grabado en la pared de un campo de prisioneros nazi. Aunque no hay color y poca definición, la pieza fue grabada en el momento más desesperado del artista.

La obra expresa esperanza y una confianza en Cristo que se opone al terror y la desesperación que infundían los campos de concentración.

En el infame campo de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, Auschwitz, no faltan historias inspiradoras sobre la perseverancia católica frente a la persecución. Fue allí donde San Maximiliano Kolbe se sacrificó para salvar a un judío, que sobrevivió al cautiverio y asistió a la beatificación de Kolbe.

El ejemplo de San Maximiliano Kolbe ha inspirado e inspirará devoción durante generaciones.

Los grabados

Muy cerca de la celda donde san Maximiliano Kolbe encontró su destino, encontramos aún otro ejemplo de la perseverancia de la fe católica. Allí, en la celda 21 de la prisión, hay dos imágenes: El Sacratísimo Corazón de Jesús y la Crucifixión.

Sor Kathy DeVico, abadesa del monasterio de Redwoods, identifica al artista como Stephan Jasienski, subteniente de las Fuerzas Armadas de Polonia. Jasienski, un prisionero de guerra, talló estas imágenes con sus propias uñas. Murió en Auschwitz en 1944, pero su proclamación de fe permanece en la pared hasta el día de hoy.

Sobre el artista, la abadesa DeVico escribió:

¿Qué impidió que el corazón de Stephan se endureciera de amargura? ¿Qué le impidió «odiar» a sus enemigos? Claramente, su oración, su objetivo, mientras estaba sentado en su celda de la prisión dibujando esta imagen con sus uñas, era que su corazón se volviera como el corazón de Cristo. «El corazón de Jesús representa nuestro corazón más verdadero» … quizás Stephan encontró su corazón a través del corazón de Cristo.

Tags:
AuschwitzesculturanazismoSagrado Corazónsegunda guerra mundial
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.