Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 20 octubre |
San Cornelio, el centurión
Aleteia logo
home iconEstilo de vida
line break icon

Cuando el silencio es la muerte del amor

TELEFON DLA MAŁŻEŃSTW

Goncharov_Artem | Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 18/05/21

La comunicación es básica en la pareja. ¿Cómo recuperarla antes de que sea demasiado tarde?

Antes de iniciar terapia matrimonial, suelo conversar con cada uno de los cónyuges en lo individual. Y, en esas entrevistas, con frecuencia se pone de relieve que es muy difícil llegar a saber cómo somos, si quien convive con nosotros, no nos da la información que necesitamos acerca de nosotros mismos.

Aparecen entonces los malos entendidos que invaden la relación, como uno de los errores psicológicos más frecuentes en la comunicación entre esposos.

Aquí un caso.

Él: ella no habla

– Mi esposa no se confronta con nada, ni con nadie, por la sencilla razón de que no toma iniciativas ni aporta ideas. Ni que decir, que, ante situaciones extraordinarias, parece una tortuga que se esconde en su caparazón.  

Es demasiado insegura y dependiente de mí, y no sé qué pudo haber pasado, pues de novios y al principio de nuestro matrimonio, no era así. Estoy tan decepcionado, que tengo ya muy poco interés en charlar con ella, y nos comienza a envolver el silencio, tanto que empiezo a dudar de nuestro amor.

Ella: no puedo ser yo misma

– Dicen que soy “muy amable y agradable”, por lo que mi esposo y yo sintonizamos en todo, pero no es verdad, pues mi conducta es forzada, ya que él es muy impositivo y se torna irascible si las cosas no se hacen como él dice.

Afirma que dependo mucho de su aprobación, pero no es así, y me siento muy mal de no poder ser yo misma. Lo más triste es que antes discutíamos, pero ahora ya ni eso, y a ninguno de los dos nos quita ya el sueño.

Ahora, con pocas esperanzas de rehacernos, nos hemos puesto de acuerdo en acudir a ayuda especializada, pensando más que nada, en nuestros dos pequeños hijos.

Eutanasia del amor

Mis consultantes, estaban en la mayor zona de riesgo de su relación, donde la incomunicación insensibiliza y pavimenta el camino hacia un rompimiento sin dolor, como una forma de eutanasia del amor.

Es así, porque lo que no se comunica desune, de tal manera que ese “yo” y ese “tu” mutuamente aislados, se trasforman en dos extraños, en un permanente desencuentro de silencios e ignorancias en el que cada uno se instala.

Sucede así, cuando después de discutir en reiterados intentos de ponerse de acuerdo, se opta entonces por el silencio de evasión. Una malhadada actitud, en la que se ha perdido la esperanza de recuperar el verdadero dialogo del amor, demostrando el hecho de que la pareja como tal, ya no existe.

Quien da el primer paso

Hacer vida la caridad comprendiendo antes que ser comprendido y escuchando, antes que ser escuchado. 

Para ello hablarán abiertamente y con serenidad acerca de su fracaso ante su ilusión de ser amados como lo han deseado, señalando puntualmente como les ha afectado, y lo que sienten. Su rectitud de intención consistirá en soplar sobre los rescoldos intentando hacer brotar la más pequeña llama. De reconocer que su amor aún vive.

Siendo así establecer unos principios inalienables como:

  • Volver al dialogo afectivo en el que una sonrisa, un gesto de ánimo, los ojos que se encuentran en una mirada intensa o de complicidad, son tal relevantes como las palabras mejor articuladas.
  • Reconquistar la intimidad y confidencia, de la amistad entre esposos.
  • Luchar por no ocultarse nada, cuidando esmeradamente la mutua confianza.
  • Estar presente con toda la verdad de su ser en las relaciones íntimas.
  • Ser y hacer equipo en cosas sencillas, como el pago de facturas, la elaboración de los alimentos, la atención a los hijos, planes familiares.
  • Desarrollar la comprensión del otro, así como la percepción de las formas de interdependencia, respetando y aprovechando las diferencias.
  • Aprender a ser, para estar en condiciones de obrar, con creciente capacidad de autonomía de juicio y de responsabilidad. 
  • Aprender a discutir y hacer pronto las paces, cediendo el espacio a la ternura.

Sobre todo, dialogar aclarando malos entendidos, pues se debe comenzar y recomenzar siempre.

El amor que une a dos personas, no es otra cosa que dialogo, porque lo que se comunica une, y, lo que une, permite compartir la existencia para entretejerla cada vez más.

Consúltanos escribiendo a: consultorio@aleteia.org

Tags:
amor de parejacomunicacioncrisis
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
2
Henry Vargas Holguín
¿Cuál es el pecado contra el Espíritu Santo?
3
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
4
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
5
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa a los poderosos: “Quiero pedirles en nombre de Dios…”
6
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
7
Felipe Aquino
¿Hay pecados tan graves que no puedan ser perdonados?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.