Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconEstilo de vida
line break icon

«La pandemia desenmascara a muchos adictos que llevan doble vida»

ANONIMOWI ALKOHOLICY

Shutterstock

Dolors Massot - publicado el 26/03/21

Àlex Florensa dirige un centro de adicciones. Hará 1.200 kilómetros a pie, con charlas en 32 poblaciones, para concienciar sobre el problema

«La pandemia del coronavirus ha desenmascarado a muchos adictos que llevaban doble vida», dice Àlex Florensa, especialista en tratamiento de adicciones en Barcelona (España). «Las familias han visto la realidad de muchos que en esta época de confinamiento no podían seguir consumiendo como antes ni esconderlo a los de casa.«

Florensa explica que «muchos adictos a la droga o al alcohol, antes de la covid-19, bebían a escondidas y consumían sin ser vistos por nadie. Buscaban la droga o la bebida fuera de casa y ellos mismos se encargaban de que la familia no se diera cuenta, con excusas como el trabajo, los horarios o la vida social. Pero esto se acabó.»

Síndrome de abstinencia

La situación ahora es muy distinta. «Muchas familias han visto que la persona cambia de carácter, se vuelve agresiva, distante… Y es que ya no tiene fácil conseguir la ‘mercancía’ y se presentan los síntomas del síndrome de abstinencia.«

CANNABIS
El consumo de cannabis es uno de los problemas graves de adicción tanto en adolescentes como en adultos.

Florensa sabe muy bien de qué habla porque él mismo fue adicto al alcohol durante años, hasta rozar la muerte. Hoy dirige el centro de adicciones Eines en Sant Cugat del Vallès, a pocos kilómetros de Barcelona, y es un altavoz para concienciar a jóvenes y mayores sobre este problema social.

1.200 kilómetros a pie

Por eso, el próximo 17 de abril se pone en ruta. Literalmente. Hará 1.200 kilómetros a pie y pasará por 32 municipios de Cataluña dando sesiones informativas sobre las adicciones: entre ellas, Sitges, Reus, La Seu d’Urgell, Ripoll, Olot, Besalú, Figueres, Palamós, Sant Feliu de Guíxols, Lloret de Mar, Barcelona…

No importa si son grandes ciudades o pequeños pueblos «porque sé -dice- que a veces el ambiente de un pequeño pueblo puede ser más dañino para la juventud y es difícil escapar de ese ambiente.»

Ven que no pueden controlar

«La pandemia -prosigue- ha hecho que algunas personas se den cuenta de que son adictos. Hace pocos días me llamó un hombre desde Bélgica para contarme que se había dado cuenta de que no puede controlar el consumo de alcohol.»

El tráfico de las drogas persiste, aunque de modos distintos a causa de la pandemia.

«Ha subido el consumo de alcohol y el de benzodiazepinas [medicamentos como Tranquimazín o Diazepam]. Muchas personas llaman al médico, le dicen que tienen depresión o ansiedad y les receta ansiolíticos, que son las peores drogas que hay. El problema se agrava, en vez de mejorar.»

Ha cambiado el tráfico de droga con el confinamiento

Además, se ha organizado la picaresca y «se ha reorganizado el tráfico de droga», afirma. «Las empresas de reparto de comida tipo Glovo, con la pandemia ahora ofrecen servicios de mensajerías. ¿Y qué ocurre? Pues que se han convertido en distribuidores de droga, del camello a los clientes, muchas veces sin saberlo.»

¿Qué puede hacer la familia?

«La familia es básica en la ayuda a las personas con adicciones», asegura Florensa. «Hay mucha gente que no sabe nada y que gracias a estas charlas se da cuenta de que tiene a alguien cerca con ese problema. Hace poco di una charla y asistió una niña de 4º de ESO. Al poco me llamaron para decirme que un tío suyo había ingresado en un centro: ella se dio cuenta de que era alcohólico y destapó el problema.»

«En estos casos -explica- veo que la familia siempre está dispuesta a ayudar, a hacer lo que sea para sacar adelante a la persona adicta. Sin embargo, la situación es más difícil cuando nos encontramos con alguien que recae. Hay cansancio, agotamiento y desilusión. A veces son reticentes a volver a empezar. Pero la familia ha de convencerse de que es la tabla de salvación de estas personas y que un adicto no está bien, no es libre, es un enfermo que necesita ayuda.»

Tags:
adiccionalcoholdrogassalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.