Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 18 mayo |
Santa Rafaela María Porras y Ayllón
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Qué persona quieres ser en 2021: corcho, o plomo?

2021

Shutterstock | Prostock-studio

Mar Dorrio - publicado el 08/01/21

¿Qué propósitos te has hecho para este año nuevo cuando 2021 ya está marcado por la pandemia? Yo quiero ser una persona que contagia alegría.

¿Ya has pensado algo sobre ese tema? Es fácil ilusionarse con dejar de fumar, iniciarse en la liga del ayuno intermitente, decidirse a ordenar el trastero o proponerse hacer 60 sentadillas cada 6 horas cuando tenemos todas las energías en el banco del alma.

Pero este año parece que hemos pagado un alquiler muy alto a esta pandemia. Me atrevería a decir que más del 80% de nuestras energías. Gastamos energía para:

– Mantener la calma y no sucumbir al pánico.
– Levantarnos cada día e ir a trabajar; en muchos casos, a un negocio que no sabemos si conseguirá mantenerse a flote.
– Controlar las lágrimas, o liberarlas silenciosamente en cuestión de segundos en el cuarto de baño y salir con la sonrisa de fiesta bien colocada.
– Ilusionarnos con un futuro absolutamente incierto.
– Aceptar que ya se canceló la Semana Santa de Sevilla; y yo me voy mentalizando de que pasará lo mismo con la mejor Semana Santa del mundo, la mía, la de Ferrol.

Es mucha energía la que tenemos alquilada a esta pandemia, pero esa pequeña porción que nos queda yo ya sé dónde la quiero invertir. Tiene relación con un término que escuché hace muchos años a mi marido. Quiero ser mujer corcho y no mujer plomo. Ya sabéis a lo que me refiero.

Quiero ser de esas personas que contagian alegría, no por mirar a la realidad con un filtro de ingenuidad, sino porque la realidad está llena de cosas bellas; y, cuando alguien te las señala, es como cuando te explican una obra de arte: te hacen estrenar tu realidad, tu vida, como recién sacada del horno.

Quiero ser corcho, un cable que tire para arriba de todo el que sienta que se hunde, un soporte para todo el que quiera apoyarse. Regalando momentos, conversaciones, y abrazos (cuando se pueda), de esos que te impregnan el olor a «no estás solo» y a «cuenta conmigo».

Si hay una persona corcho en tu vida, te aseguro que tus problemas te pesarán menos. Desahogarse con ellas suele ayudar a adoptar la perspectiva correcta para solucionar un conflicto o superar un dolor.

Otras características de las personas corcho son que no juzgan, que no se ofenden fácilmente, que disculpan siempre. La psiquiatra Marian Rojas define a estas personas como “personas vitamina”, y recomienda encarecidamente rodearse de ellas.

Sí, hablo de metas muy altas, lo sé. Pero, cuando sueñas hacia dentro para cambiar lo que sale de ti, no dependes de nadie ni de nada. Por eso, ni una pandemia, ni las cuestiones económicas, deben ser disculpa para no realizar ese viaje.

Por el contrario, las personas plomo son esas que dejan tras de sí una sensación de desasosiego, irritabilidad y amargura, y que consiguen contagiar su mal humor de una manera más violenta que el propio coronavirus.

Las personas plomo ven siempre la versión más oscura de cualquier situación. Normalmente, son personas rápidas para colocarse en la acera de los ofendidos, y llevan una regla en la mano para medir, comparar, e inmediatamente, reivindicar.

Este tipo de personas contribuyen al hundimiento, en mayor o menor medida, de todos los que les rodean. Pero, hay algunas cosas que podemos hacer con las personas plomo:

– Convertirlas en nuestro segundo objetivo a perseguir en este recién desembalado 2021. Debemos ponernos las gafas de la caridad para intentar conocer el porqué de su actitud. Nada despierta más hondamente la ternura que conocer la historia de una persona después de haber realizado un juicio rápido sobre ella, esa historia que la llevó a adoptar en la vida una postura tan antipática.

– Recordar que nadie, absolutamente nadie, es inmune al amor. Como decía San Juan de la Cruz: “Pon amor donde no hay amor y sacarás amor”.

En resumidas cuentas, para ser personas corcho y alejarnos de la tentación de resultar plomos, sólo tenemos que hacer una cosa: imitar el «bluestyle», imitar el estilo azul de María de Nazaret. Cómo pronunciaría esas palabras de ánimo, cómo daría los consejos adecuados desde la humildad, desde el cariño, sin juicios. Ella, María, es la perfecta mujer corcho

Tags:
psicología positiva
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
2
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Catholicus
¿Qué significa el escapulario? ¿Es sólo una moda?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.