Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconActualidad
line break icon

El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios

CHIHUAHUA

Sergio Humberto Padilla Hernández

Jesús V. Picón - publicado el 09/11/20

Sergio luchaba por su vida, la cual ponía primero en manos de Dios, invitando a sus seres queridos a doblar las rodillas

Sergio Humberto Padilla Hernández fue un enfermero mexicano que dejó en vídeo un mensaje final. Cuando grabó el vídeo, no sabía que moriría horas después, y no se imaginaba que el mensaje que grababa sería el último en su vida, su despedida.

El vídeo nos invita a la reflexión, nos invita a pensar un poco en lo que está pasando actualmente en nuestras vidas y en el mundo. Me molesta mucho que aún sigue habiendo personas que no creen en lo mortal del covid-19, que viven desenfrenadamente, contagiando y propiciando la irresponsabilidad.

Pero quiero centrarme en las palabras de este valiente enfermero, que en ningún momento renegó de Dios; más bien se nota confiado en regresar, en volver.

En su mensaje se percibe un tono optimista y motivador; él estaba luchando por su vida, la cual ponía primero en manos de Dios; luego motivaba a sus seres queridos a doblar las rodillas. Los creyentes sabemos qué significa eso: de rodillas es ponerse a clamar a Dios; doblar las rodillas es un acto de humildad ante las desgracias, las tristezas; y también de alabanza y de agradecimiento al Creador de todo.

Sergio nos deja el vídeo para entender que, aun en los peores momentos, en la noche más oscura de nuestras vidas, vale la pena seguir confiando en Dios, sin perder la fe ni la esperanza.

Sergio hoy nos da una lección de fe, mientras nosotros estamos en la comodidad de nuestra cama en nuestras casas.

Cuántos enfermos terminales dejarán en unas horas este mundo, cuántos enfermos están sufriendo por los fuertes dolores de su enfermedad; y nosotros quejándonos por tonterías de la vida, porque no llega mi pedido de Amazon, porque el internet ha fallado, porque Netflix bajó mi película favorita.

Mientras tanto, otros, en sus camas en el hospital, se despiden entre llantos y sollozos, entre quejidos; se despiden entre el último aliento de vida; unos, tal vez, maldiciendo, y otros bendiciendo, como Sergio.

Dicen que nuestro final en este mundo será como hayamos vivido. Sergio vivió intensamente como enfermero: valiente, siempre de la mano de Dios.

Ahora, imagina, estás contagiado de covid-19 y hospitalizado, confinado en un área restringida donde tus familiares y seres queridos no tienen acceso; hay llantos y lamentos entre los enfermos que te acompañan; saben que van a morir.

A ti te informan que te tienen que entubar y sedar; no hay muchas esperanzas para ti tampoco. Tal vez pierdas el conocimiento por la sedación; tu dolor en el pecho es horrible e intenso, además no puedes respirar por el daño en tus pulmones causado por los daños colaterales del virus.

Los médicos y enfermeras te permiten usar tu celular para mandar un mensaje a tus familiares y amigos. ¿Qué les dirías? ¿Cómo te despedirías?

En memoria de todas las víctimas del covid-19 que están dejandoeste mundo. Luzca para ellas la luz perpetua; que descansen en paz.

Tags:
coronavirusmexico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.