Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconActualidad
line break icon

Quien encuentre la vacuna debe compartirla, pide Human Rights Watch

COVID

Shutterstock | Chadolfski.

Jaime Septién - publicado el 02/11/20

Piden que los gobiernos renuncien a algunos aspectos de las reglas globales de propiedad intelectual para permitir la fabricación a gran escala

«Sería triste si en la entrega de la vacuna (de la Covid-19) se diera prioridad a los más ricos o si esta vacuna pasara a ser propiedad de esta o aquella nación y ya no fuera para todos. Debe ser universal, para todos», dijo el Papa Francisco en septiembre pasado, durante una audiencia con la Fundación Banco Farmacéutico de Italia.

En ese mismo tenor se acaba de pronunciar la organización Human Rights Watch (HRW) a través de un incisivo y bien documentado informe de 77 páginas llamado ‘Quien encuentre la vacuna debe compartirla’: Fortalecimiento de los derechos humanos y la transparencia en torno a las vacunas Covid-19.

HRW, una organización no gubernamental de carácter internacional con sede en Nueva York, señaló que los gobiernos deben maximizar el acceso a la vacuna a todas las personas, sin importar ricos o pobres, para, como dijo el Papa Francisco, «globalizar la cura» en lugar de «globalizar la indiferencia».

Tres barreras a superar

India y Sudáfrica, dos países duramente golpeados por la primera ola del coronavirus, hicieron una propuesta que ahora apoya en su informe HRW: que los gobiernos renuncien a algunos aspectos de las reglas globales de propiedad intelectual (PI) para permitir la fabricación a gran escala y hacer que las vacunas sean asequibles para todos.

Sin embargo, el informe reconoce que para que todos los habitantes del planeta tengamos acceso equitativo a una vacuna segura y eficaz, se tiene que superar, principal pero no solamente tres barreras: transparencia, suministro y precio.

«Los gobiernos deben unirse con urgencia, ser transparentes y cooperar para compartir los beneficios de la investigación científica que financian para ayudar a la humanidad», dijo Aruna Kashyap, asesora principal de derechos humanos y empresas de HRW y coautora del informe.

“Más de un millón de personas han muerto y se proyecta que otro millón morirá a finales de año. Los gobiernos deben utilizar sus poderes regulatorios y de financiación para garantizar que las ganancias corporativas no determinan quién puede recibir vacunas «, recalcó Kashyap.

Desarrollo y solidaridad

Desde el momento mismo que la Organización Mundial para la Salud (OMS) declaró el brote de coronavirus como pandemia, los proyectos de vacuna se han multiplicado en todo el planeta, provocando una de las pocas carreras desbocadas que tienen sentido en un mundo tan competitivo como el que vivimos.

«El acceso universal y equitativo a una vacuna Covid-19 segura y eficaz es fundamental para prevenir enfermedades graves y la muerte al tiempo que protege los medios de vida, hace que los niños regresen a la escuela y permite la recuperación económica», resume HRW la importancia de encontrarla pronto.

Con fecha 19 de octubre, la última referencia en la que aporta datos, la OMS reconoce la existencia de 154 proyectos que ya han encontrado un candidato a vacuna y se encuentran en fase preclínica. Además, hay otros 44 que la han superado y están en fase clínica, con pruebas en humanos y de ellas, diez están en la fase 3, previa a su comercialización.

Si bien no lo expresa de esa manera tan clara, lo cierto es que el mundo, comenzando por los sobrevivientes de la enfermedad, está esperando una «vacuna popular». De nuevo el Papa Francisco: «a nivel ético, si existe la posibilidad de tratar una enfermedad con un fármaco, este debe estar al alcance de todos, de lo contrario se crea una injusticia».

Dinero público, intereses privados

El informe de HRW destacó el hecho de que los gobiernos están utilizando dinero público para financiar las vacunas contra la Covid-19 «a una escala sin precedentes». El problema muy grave es que este gasto del dinero de la gente no ha venido aparejado con una política de transparencia.

Un grupo de expertos australianos acaba de estimar los donativos gubernamentales en 19,000 millones de dólares para la investigación, desarrollo, fabricación y distribución de la vacuna con Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Noruega y la Comisión Europea a la cabeza.

«No se puede combatir una pandemia mundial permitiendo que las vacunas financiadas con fondos públicos lleguen al mejor postor, al precio que establezcan las compañías farmacéuticas», dijo Margaret Wurth, investigadora de HRW y coautora del informe. «Cuando se encuentra una vacuna segura y eficaz, debe estar disponible y ser asequible para todos, en todas partes».

Desgraciadamente, en un planeta donde la solidaridad ha pasado a ser una pieza de museo, a todos les queda claro que «el que paga, manda», aunque no sea con su dinero, sino con el dinero de los ciudadanos.

Tags:
coronavirusderechos humanosmedicinasolidaridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.