Aleteia

¿Y si ardiera media Siberia? Un desastre peor que el de la Amazonía

SIBERIA
Comparte

Los miles de incendios de Siberia causan emisiones de monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y otros contaminantes

A causa del calentamiento global del planeta, causado por el hombre, Siberia, el inmenso territorio ruso de Siberia, sufre de nuevo grandes incendios, miles de incendios, incluso por encima del Círculo Polar Ártico.

Según el centro de meteorología ruso, la temperatura en Siberia aumentó 5º Centígrados por encima de la media, en los meses entre enero y junio de este año 2020. En el mes de julio, en muchas partes de Siberia, la temperatura media ha aumentado hasta 10 grados por encima de la media, y se alcanzaron temperaturas superiores a los 30 grados. 

El 20 de junio en la ciudad de Verkhoyansk (al noreste de Siberia) la temperatura se alzó hasta los 38º C, cosa extraordinaria si tenemos en cuenta que la media anual de esta población está por debajo de los 10º C negativos, según datos de la NASA.

¿Arde Siberia? El calor de los numerosos incendios, las emisiones de CO2 y el deshielo que se vive cerca del Círculo Polar Ártico, es una  alarma para la humanidad ante el cambio climático. Ecológicamente, ¿qué supondría para el mundo una Siberia semiquemada? Un desastre peor que la Amazonia, señalan los ecologistas.

El Ártico se está calentando más del doble de rápido que el promedio mundial, impactando a las poblaciones y ecosistemas locales y con repercusiones globales. Lo que sucede en el Ártico no se queda en el Ártico. Debido a las teleconexiones, los polos influyen en el tiempo y en las condiciones climáticas en las latitudes más bajas donde viven cientos de millones de personas”, dijo la Secretaria General de la OMM (Organización Meteorológica Mundial), el finlandés Petteri Taalas.

El frente de fuego forestal ártico más activo hoy está sobre los 71,6 º N, a menos de ocho kilómetros del Océano Ártico. Las emisiones de carbono son las más altas desde hace 18 años.

Según el órgano oficial de meteorología ruso, Los incendios han sido particularmente intensos en la República Sakha de Rusia y el Okrug (distrito federal de Siberia) Autónomo Chukotka en el extremo noreste de Siberia, los cuales han experimentado condiciones mucho más cálidas de lo normal en los últimos meses. Las autoridades rusas también han declarado que existe un riesgo extremo de incendio en todo el Okrug (distrito federal de Siberia) autónomo de Janti-Mansisk, que se encuentra al suroeste de Siberia.

Las emisiones de carbono por los incendios en 2020 ya han superado la de los años anteriores, especialmente de 2019 donde los fuegos fueron muy numerosos y de grandes proporciones.

El humo de los incendios forestales consiste en una amplia gama de contaminantes que incluyen monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles y partículas sólidas de aerosoles. Los incendios forestales del Ártico emitieron el equivalente a 56 megatones de dióxido de carbono en junio en comparación con 53 megatones en junio de 2019. Los niveles de monóxido de carbono en el noreste de Siberia fueron anormalmente altos en la región de los incendios, reporta la publicación tiempo.com.

Estos incendios provocan también un deshielo ascendente en el Ártico, lol que repercute a todo el hemisferio norte terráqueo. Influye además a la navegación marítima.

El papa Francisco sigue preocupado por la forma en que los hombres siguen tratando “nuestra casa”, el planeta Tierra.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.