Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEstilo de vida
line break icon

Lo que no deberías decirle nunca a tu pareja

MARRIED,COUPLE,LOVE

Shutterstock

Calah Alexander - publicado el 19/07/20

Pregúntate cómo son tus palabras para comprender su reacción

Durante los primeros (muchos) años de matrimonio, tenía el hábito de responder a preguntas sobre mis preferencias con un “Me da igual”.

Era casi siempre una mentira descarada, porque de hecho sí me importaba si pedíamos chino o pizza o si veíamos una peli romántica o una de acción.

Mi intención no era mentir, por supuesto, sino ser agradable, ofrecer a mi marido la libertad de escoger según sus preferencias.

Era una forma torpe de intentar anteponer sus deseos a los míos. Este comportamiento causó más daño que bien.

ROZWÓD
fizkes | Shutterstock

En la revista digital sobre padres Fatherly, Chase Sheinbaum incluyó esta respuesta en su lista de 7 frases aparentemente inofensivas que los cónyuges nunca deberían decirse el uno al otro, en especial delante de los hijos.

“Si tu cónyuge te pregunta tu opinión o tu punto de vista, afirmar ‘Me da igual’ envía la señal de que no estás interesado/a en lo que ha dicho la pareja”, afirma Hershenson.

Hay formas más educadas de explicar que te resulta indiferente o que, si pedís comida india o thai para cenar, para ti no hay mucha diferencia porque A) ambas son deliciosas, y B) después de un largo día de trabajo no me preocupa especialmente esta cuestión. Doble ración de pan naan de ajo, por favor.

Es una buena explicación, pero no profundiza lo suficiente.


COUPLE ANGRY

Te puede interesar:
Consejos para mejorar la comunicación con tu pareja

En mi propio matrimonio, el problema no era realmente que yo estuviera transmitiendo falta de interés, sino que estaba rechazando el intento de mi marido de agradarme escogiendo mi preferencia.

Como con los dones de los Reyes Magos, pensaba que negarme a decirle mi  preferencia era una forma de autosacrificio para permitir que él eligiera lo que él quería.

Pero al preguntarme mi interés en todo tipo de cosas, desde películas a postres, mi marido intentaba mostrarme que quería agradarme más de lo que quería satisfacer sus propios deseos.

© EMprize/SHUTTERSTOCK

Literalmente, tardamos años en resolver estas señales cruzadas y, para entonces, cada momento de toma de decisiones ya se llenaba de tensión y con toda probabilidad terminaba en discusión.

Cuando por fin entendí que su frustración ante mi aparente indecisión nacía de unos sentimientos de rechazo, quedé horrorizada. No podía creer que hubiera estado tan centrada en mis propias intenciones que no consiguiera tener en cuenta las suyas.


MOTHER CHILD

Te puede interesar:
“Microafirmación”: el hábito que demuestra respeto por el otro

De modo que dejé de decir “Me da igual” o “No me importa” y empecé a responder a sus preguntas. Le decía cuál era mi preferencia y luego le preguntaba si a él le parecía bien.

Después de un tiempo, él ganó la confianza suficiente para decirme si no le apetecían otras dos horas de comedia romántica y empezamos a aprender —después de casi una década de matrimonio— a llegar a acuerdos.

fizkes | Shutterstock

No digo que todo fuera flores y chocolates después, porque esto es la vida real y las cosas no son así. Pero esa manera que tenían nuestros mensajes de cruzarse en una interacción simple llevaba a un aumento de la tensión y el resentimiento que no podía deshacerse. La situación tenía que ser curada.

Teníamos que trabajar para resolverla. Era algo que podríamos haber evitado con una mejor comunicación. También podría haberse evitado si nunca le hubiera dicho a mi marido “Me da igual”.


COUPLE

Te puede interesar:
14 premisas para discutir con inteligencia en el matrimonio

Lo cierto es que casi siempre nos importan las cosas. Quizás estemos cansados y simplemente queramos apagar nuestros cerebros, pero si un desconocido te ofreciera elegir entre dos opciones, escogerías. No dirías “No me importa”, porque sería desconsiderado.

Tan desconsiderado como decirle a tu esposo o esposa que te da igual, aunque tus motivaciones sean buenas.

Cuando dices “No me importa”, lo que escucha literalmente es “No me importa”. Si lo que quieres decir es “Preferiría que escogieras tú porque para mí suenan igual de bien” o “¿Y si decides tú porque yo decidí la última vez?”, mejor di eso.

Dedicar tiempo a decir lo que piensas al tiempo que eres consciente de cómo haría sentir a tu cónyuge puede ayudaros a evitar lágrimas de frustración y de malentendidos.




Te puede interesar:
El amor tiene 5 fases, ¿por qué la mayoría de las parejas no supera la 3ª?

Aquí más ideas para mejorar tu relación matrimonial:

Tags:
amoramor de parejacomunicacionrelaciones amorosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.