Aleteia

Italia reza por Alex Zanardi, ejemplo de amabilidad y tenacidad  

ALEX ZANARDI
Shutterstock | Alextype
Comparte

El deportista paralímpico campeón de amabilidad y entereza ante las dificultades, ahora lucha, de nuevo, por su vida 

El ex piloto de automovilismo y campeón paralímpico Alex Zanardi se encuentra luchando por su vida debido a un traumatismo severo en el rostro. Desde el sábado se encuentra en coma inducido y los médicos aseguran que está grave, pero estable. 

El 19 de junio de 2020, el deportista italiano fue trasladado en helicóptero al hospital tras estrellarse con su triciclo de carreras (handbikes) contra un camión cerca del poblado de Pienza, en la Toscana, durante una carrera de relevos.  

Alex Zanardi, 53 años, fue recordado por el órgano de información del Vaticano como un modelo por ser valiente, altruista y demostrar un infinito amor por la vida que ha inspirado a miles de jóvenes y personas discapacitadas, las mismas que en redes sociales y por varios medios alzan plegarias y comentarios por su pronta recuperación. 

El ex campeón de la Champ Car World Series, quien perdió las dos piernas hace cerca de 20 años en una carrera de automovilismo, se encuentra conectado a un ventilador, aunque su condición neurológica ‘sigue siendo grave’, informó el hospital universitario Santa Maria alle Scotte, el sábado pasado, ubicado en Siena. 

En una entrevista con Vatican News hace algunos meses, cuando Italia estaba pasando por el momento más difícil de la emergencia del coronavirus, Zanardi animaba a las personas a no decaer.

«Cuando una persona prueba su habilidad en algo y da lo mejor de su capacidad, básicamente está haciendo un gesto deportivo.« Así es como Zanardi leyó, hace dos meses, la capacidad de los italianos de quedarse en casa, respetando las restricciones «necesarias para frenar el coronavirus».

©HeusiAction-AndreMotta-Ministerio do Esporte-CC

Zanardi ganó dos campeonatos de la serie CART en Estados Unidos, antes de pasar a ser piloto de la Fórmula Uno. Regresó a Estados Unidos y, en 2001, corría en una competición de la CART en Alemania, cuando perdió las dos piernas en un horrible accidente. 

En 2001, cuenta Zanardi en varias entrevistas, inició un duro proceso para reinventarse y recuerda que nunca lo hubiera logrado sin el apoyo y cariño de su familia y de su esposa Daniela, con quien tiene un hijo, Niccolò. 

Durante su recuperación, Zanardi que tenía 35 años, diseñó sus propias prótesis y bromeaba diciendo que logró su sueño de ser más alto.

Aprendió no solo a caminar de nuevo, sino que se concentró en una nueva actividad deportiva: las carreras de triciclos impulsados por las manos y conocidos como handbikes.

El campeón italiano, nacido en Bolonia, el 23 de octubre de 1966, ha ganado cuatro preseas de oro en la modalidad handbikes, en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

El objetivo era volver a subir al podio en Tokio este verano. Sin embargo, la pandemia lo obligó a posponer su meta de 12 meses, pero ahora la vida lo llama a una batalla aún más decisiva. 

Zanardi que en 2004 volvió a las pistas y ha corrido con BMW en turismos y gran turismos invitó a las personas confinadas a respetar las reglas “porque equivocarse en este momento significa golpear no solo a uno mismo, sino también a otras personas”.

Alex Tagliani, piloto protagonista del aparatoso accidente del 2001, dijo al Corriere della Sera que Zanardi lo ayudó a salir de sus sentidos de culpa y frustración. 

«Debemos aprender a ser perfectos en nuestras intenciones y para ello -explicó Zanardi- tenemos que saber escuchar a los demás, encontrar ejemplos de vida. Pero, después debes tomar decisiones, no siempre puedes delegar”. (Vatican News, 1 de abril de 2020). 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.