Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
Santa Catalina Labouré
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué la voz de Dios es más fácil de escuchar en solitud?

Elijah

Washington Allston | Public Domain

Philip Kosloski - publicado el 11/05/20

Tanto los santos como los personajes bíblicos se distanciaban unos de otros para escuchar mejor la voz de Dios

Cuando algún santo o personaje bíblico quería escuchar a Dios, casi siempre optaba por distanciarse de las demás personas para buscar la soledad. A veces encontraban un bosque recóndito donde hallar a Dios, mientras que otras veces lo descubrían en una montaña.

Hay un episodio de la vida del profeta Elías que es uno de los ejemplos más famosos de este tipo de soledad. Dios pidió expresamente a Elías:

“‘Sal y quédate de pie en la montaña, delante del Señor’. Y en ese momento el Señor pasaba” (1 Reyes 19,11).

Entonces Dios se reveló a Elías en lo que algunas traducciones describen como “un silbo apacible y delicado”, “un ligero susurro”, “una brisa suave” o “un suave murmullo”.

Sopló un viento huracanado que partía las montañas y resquebrajaba las rocas delante del Señor. Pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, hubo un terremoto. Pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, se encendió un fuego. Pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego, se oyó el rumor de una brisa suave. (1 Reyes 19,11-12)

El mismo Jesús, en el episodio del huerto de los olivos, se distanció de los apóstoles para hablar con su Padre Celestial:

Quédense aquí, mientras yo voy allí a orar” (Mateo 26,36).

Para poder escuchar la voz de Dios dentro de nuestra alma, debemos reducir todas las distracciones externas.

Existe un motivo por el que habitualmente es más fácil rezar en una iglesia vacía que en medio de una concurrida avenida.

Nuestra mente puede extraviarse tanto por el ruido “verbal” como por el ruido “visual”. Tal y como se revela en la vida de Elías, a Dios no se le escucha fácilmente en la tormenta, en el fuego o en el terremoto, sino en la quietud “suave”.

Deberíamos intentar recordar este sencillo hecho y aprovechar cualquier oportunidad que tengamos de pasar tiempo a solas, alejados de los demás.

El tiempo en soledad puede considerarse un regalo de Dios y una oportunidad para profundizar nuestra relación con Él.

A veces el silencio puede ser difícil de soportar, pero cuando lo reconocemos como una oportunidad para escuchar a Dios, Su presencia puede inundarnos y concedernos Su paz.


REGRETFUL WOMAN

Te puede interesar:
Cómo practicar el silencio en tu rutina diaria




Te puede interesar:
La soledad puede ser una buena amiga


QANNUBIN,LEBANON

Te puede interesar:
¿Por qué tantos santos decidieron vivir en cuevas?

Tags:
diossilenciosoledad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.