Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 29 noviembre |
San Saturnino
home iconEspiritualidad
line break icon

Árbol y menta: Secretos de madres para dar espacio a la fe

pixabay

Jaime Septién - publicado el 09/05/20

Los 5 aspectos que una mujer debe cuidar para mantener viva la alegría en su vida personal y familiar a pesar de la adversidad

El Árbol Menta “es un lugar para crecer en la alegría y en la fe formado por una comunidad de mujeres católicas en diferentes etapas de la vida”, dice la página web de esta iniciativa fundada hace ocho años por Nelly Sosa, comunicóloga y madre de dos hijos (en espera del tercero).

Sosa –quien actualmente vive en Estados Unidos—creó un blog que se ha vuelto célebre entre las madres católicas, pues se trata de un espacio que “es un reflejo de lo que hay en el corazón de quienes vivimos para amar y servir a Cristo en su Iglesia, en nuestra familia y amigos, en quienes nos rodean”.

En el blog de El Árbol Menta (https://www.elarbolmenta.com/) se cuentan historias “sobre las maravillas que Dios y María Santísima han hecho en nuestras vidas. Compartimos también recursos para profundizar en la fe y salir a dar testimonio… ¡sin miedo!”.

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

Dios en la naturaleza

El Observador conversó con Nelly sobre el por qué de la iniciativa y los alcances del proyecto. Según esta madre y esposa católica, en marzo de 2016, mientras esperaba a su segunda hija, decidió junto con una amiga crear el blog para compartir testimonios de crecimiento en la alegría y en la fe.

“El lugar donde vivimos es el campo. Es un pueblo pequeño que está rodeado de árboles, y algo que me impactó fue poder observar las cuatro estaciones del año perfectamente marcadas y delimitadas, ver cómo en el invierno muere todo y verlo renacer en primavera”, comenta Nelly a El Observador.

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

Sobre el nombre del blog, su fundadora reconoce que de alguna manera el árbol es atribuido a cómo empezó a notar la presencia de Dios en la naturaleza.

“Pero también el árbol es la Cruz del Señor en donde dio la vida por nosotros, y menta es esa calma que nos ayuda a llevar la adversidad, es esa tranquilidad de saber que con el Señor todo va a estar bien”.

Todo va de la mano

Más adelante explica cómo ha llevado el proceso de ser madre, esposa y mujer trabajadora y tener espacio para alimentar la fe.

“Hay ocasiones en que tengo que hacer un alto y pedirle ayuda al Señor, porque quiero hacer todo y no puedo. Los días que me dedico mucho al blog siento que descuido mucho a los niños”.

La familia de Nelly es familia homeschooling desde hace dos años, y ella cree “que todo va de la mano”. Levantarse antes que los hijos, comenzar el día con la oración es lo que, afirma, la ha sostenido.

“A lo largo del día trato de hacer pausas para la oración; sólo en Jesús y María está el balance que nuestra vida necesita”.

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

En opinión de esta comunicóloga, hay cinco aspectos que una mujer debe cuidar para mantener viva la fe y la alegría en su vida personal y familiar, a pesar de la adversidad como la que están viviendo millones de familias en el mundo, en esta etapa de confusión y confinamiento.

Cómo construir la Iglesia doméstica

Los cinco aspectos que creo que debemos cuidar según Nelly son:

1. La relación con Dios y con María Santísima a través de la oración

2. La comunicación y la colaboración conyugal

3. El tiempo de convivencia familiar (tiempo uno a uno con cada hijo)

4. El espacio para hacer ejercicio por lo menos veinte minutos diarios

5. El contacto con la naturaleza

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

En los ocho años que lleva en el blog El Árbol Menta, Nelly ha desarrollado un pequeño pero significativo catálogo de acciones para hacer de la familia una verdadera Iglesia doméstica: poner especial atención a la vida de oración en familia; tener horarios precisos para la oración y enseñar a los niños a amar el Evangelio.

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

También al final del día, después de la oración, reflexionar sobre el día y lo que se espera el día siguiente; estar pendiente de lo que hay en el corazón de los miembros de la familia; pensar cómo ayudar a otras personas y, finalmente, poner los talentos a disposición de los demás.

EL ARBOL MENTA
El Árbol Menta

Con información de Rubicela Muñiz / El Observador

Tags:
fehomeschoolingmaternidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.