Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconViajes
line break icon

Malta, tierra de devoción y veneración mariana

Jean-Pierre Fava - Malta Tourism Authority - publicado el 26/04/20

Un país único entre las naciones por tener una tradición cristiana de 2.000 años

Información reunida por Jean Pierre Fava, del Malta Tourism Authority.

Los malteses son bien conocidos por su profunda fe católica y su devoción centenaria a la Santísima Virgen. En los próximos meses, Aleteia, en colaboración con el Ministerio de Turismo de Malta, presentará una serie de artículos sobre uno de los santuarios marianos más antiguos del mundo: Malta.

Estos artículos mostrarán y nos ayudarán a comprender cómo la fe, la historia, la cultura y la tradición se mezclan para formar la historia de una nación.

La serie comenzará con una breve introducción de la historia mariana de Malta y, posteriormente, nos centraremos en los principales santuarios marianos, iglesias, basílicas, capillas, otros sitios y devociones.

Tanto como sea histórica y arqueológicamente posible, presentaremos estos artículos en orden cronológico, comenzando por los más antiguos.

La gente viaja para experimentar las culturas y tradiciones de otros pueblos, y los turistas religiosos y peregrinos no son diferentes en eso. Malta ofrece todo esto, y más allá, ya que toda la nación es evidencia viviente de la historia del cristianismo de 2.000 años de antigüedad desde sus orígenes.

eFesenko | Alamy Stock Photo
La Gruta de san Pablo, en Malta

Conocer la historia de Malta ayuda a apreciar su cultura y también para a profundizar en la fe. Esta serie se centrará en la influencia de la devoción mariana, que refleja la veneración y la devoción a la Santísima Virgen en la historia y la cultura de Malta.

Las islas de san pablo

Desde tiempos prehistóricos, las islas de Malta y Gozo fueron las únicas partes habitadas del Archipiélago. La comunidad cristiana maltesa es tan antigua como la de Éfeso, Jerusalén, Corinto y Roma gracias al apóstol Pablo.

Es de destacar que Malta es un país, mientras que los demás son ciudades. De hecho, Malta es uno de los pocos países que abrazó desde el principio la fe cristiana, que es la razón por la cual tiene una historia cristiana de 2.000 años.

De hecho, las islas son conocidas como las islas de San Pablo. El naufragio del Apóstol de los gentiles en el año 60 d. C. fue providencial, al igual que su permanencia forzada en Malta durante los meses invernales no navegables.

Él predicó la Buena Nueva de Cristo Resucitado a nuestros antepasados. Los habitantes quedaron impresionados por sus palabras elocuentes y se convirtieron cuando presenciaron los milagros que realizó en nombre de Cristo.

El antiguo patrimonio arqueológico cristiano de Malta

La herencia monumental paleocristiana de estas islas coloca a Malta entre los centros arqueológicos más importantes en el estudio del mundo cristiano antiguo.

Las variadas formas de diseños arquitectónicos dentro de nuestras catacumbas cristianas subterráneas y las características especiales que son el sello distintivo de las costumbres y usos predominantes durante los primeros siglos de la era cristiana hacen que la herencia paleocristiana maltesa sea única. [1]

Devoción a la Santísima Virgen

Lo más importante, la Santísima Virgen siempre ha encontrado un lugar importante dentro de las tradiciones cristianas maltesas.

Cuando el Apóstol naufragó en nuestras costas, fue acompañado por el evangelista Lucas, quien escribió en su Evangelio una antología de las doctrinas marianas. Por lo tanto, es probable que Lucas le hablara a los malteses sobre la Madre del Salvador, y nuestros antepasados abrazaron calurosamente sus palabras.

Varios restos históricos y tradiciones habladas que datan del naufragio del Apóstol apuntan al hecho de que los lugareños, que habían aceptado la Buena Nueva y fueron bautizados en Cristo, eran devotos de la Santísima Virgen.

Por tanto, también podemos clasificar a Malta como uno de los primeros santuarios marianos.

Una pequeña capilla dedicada a Nuestra Señora de las Nieves (Madonna tas-Silġ) construida en una colina que domina el puerto bizantino de Marsaxlokk, es evidencia de que Malta era un centro de devoción mariana.

Courtesy of Malta Tourism Authority

Durante siglos, los marineros que utilizaron este puerto han dejado ofrendas a varias diosas asociadas con los viajes marítimos, desde la Astarté fenicia o la Melqart cartaginesa, hasta la Juno romana.

Después de que el emperador Constantino declarara que el cristianismo era la religión del Imperio, se convirtieron los templos paganos en iglesias dedicadas a Cristo y sus santos. Los templos dedicados a las diosas fueron consagrados a la Santísima Virgen.

En la colina Tas-Silġ había un templo pagano neolítico dedicado a la diosa de la fertilidad (3.000 a. C.). Los marineros mercantes fenicios habían construido un templo para honrar a Astarté, Reina de las Estrellas y, por lo tanto, de los viajes por mar (700 a.C.)

Alrededor del 300 a. C., los romanos convirtieron el Templo Púnico en un santuario de su Diosa Juno, Reina del Cielo.

Es un hecho histórico, demostrado por una evidencia documental y arquitectónica impecable, que la devoción especial e intensa a la Santísima Virgen fue una de las principales características de la Iglesia y Sociedad ortodoxa cristiana.

En la cristiandad occidental, la devoción a María aumentó mucho después de las Cruzadas. Después de las cruzadas, las iglesias y catedrales en Occidente comenzaron a dedicarse a Nuestra Señora. Hasta entonces, los héroes locales y los santos guerreros eran más populares.

Durante la Primera Cruzada, el Obispo Adhemar, el Legado Papal, escribió que era casi imposible visitar una iglesia o monasterio bizantino y no encontrar un ícono dedicado a la Theotokos. Probablemente, los bizantinos ortodoxos trajeron con ellos el culto mariano, que había entrado en las almas de los habitantes y que nunca más los ha abandonado desde entonces.

Entre los siglos IV y V d. C., es decir, durante la era cristiana primitiva, los bizantinos ortodoxos erigieron una basílica en el sitio de Tas-Silġ. Se deduce que es muy difícil no concluir que se dedicó a la Santísima Virgen María.

Nuestros antepasados ​​construyeron y excavaron nuestros lugares sagrados para satisfacer las necesidades espirituales de los primeros marineros mediterráneos que llamaron a los puertos malteses para buscar refugio, comercio y suministros.

De particular interés es la pintura más antigua de la Santísima Virgen ejecutada en Malta, la Virgen con el Niño de Mellieħa. Este Santo Icono de Nuestra Señora es venerado entre otros 20 Santuarios Marianos en la Red Mariana Europea, así como con otros Santuarios Marianos en la asociación «María Madre de Europa».

El Santuario de Nuestra Señora de Mellieħa es el Santuario Nacional de Nuestra Señora en Malta, reconocido por la Conferencia Episcopal de Malta en mayo de 2015. [2]

[1] Marian Devotions in the Islands of St. Paul, Vincent Borg – The Malta Historical Society

[2] The Archdiocese of Malta. The National Shrine of Our Lady of Mellieħa.

Tags:
maltaturismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.