Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 02 diciembre |
San Habacuc
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Por qué se asocia a san José con el 1 de mayo?

@Anne.K

Sculpture de la future médaille de saint Joseph.

Hozana - publicado el 23/04/20

Inspiración para vivir el Día del trabajo en confinamiento

Desde hace varias semanas, la cuarentena impuesta frente a la crisis de la Covid-19 ha venido perturbando la vida profesional cotidiana de millones de personas. ¿Cómo organizarse? ¿Qué objetivos fijarse? ¿Cómo mantener el contacto con su equipo o sus clientes?

Ante las -muchas- preguntas que todos se hacen, una propuesta: meditar sobre el trabajo contemplando la figura de san José obrero, en su fiesta del 1 de mayo.

Cada día, desde el inicio de la cuarentena, cada uno es llevado a cambiar su rutina diaria y a revisar su horario, a modelarlo, adaptarlo. El trabajo, la vida cotidiana, las relaciones sociales, todo tiene que ser reinventado. Estamos ansiosos, no sabemos cómo hacerlo, surgen mil y una preguntas. 

¿Cómo, a imagen del esposo de María, vivir el trabajo en tiempos de encierro, de cuarentena? Encuentro con Fray Dominique Joseph, monje de la Familia de San José y director del Instituto Custodio Redemptoris. Y el padre Gonzalo Mazarrasa quien comparte una meditación cotidiana.

¿Desde cuándo se asocia a san José con el 1 de mayo?

Fray Dominique Joseph: En realidad, es bastante reciente. El 1 de mayo de 1955, Pío XII propuso a san José como patrón y modelo de los trabajadores e instituyó la fiesta litúrgica de san José, el trabajador, el obrero.

El contexto político y social dio lugar a esta decisión: el Papa quería evangelizar el Día del Trabajo.

Muchas fraternidades y cofradías, especialmente de carpinteros, contribuyeron a la preparación de esta declaración: el honor otorgado a san José había ayudado a descubrir la dignidad y el significado del trabajo.

Sobre todo, no hay que olvidar que Jesús mismo quiso identificarse con ellos, ya que el Evangelio lo llama «el hijo del carpintero» (Mt 13, 55).




Te puede interesar:
10 Santos Patronos a los que puedes acudir según tu profesión

¿Cómo vivir esta fiesta este año?

Ciertamente hay un lado paradójico en la celebración del día del Trabajo en tiempos de cuarentena. Todos estamos más o menos parados en nuestros planes.

En nuestro monasterio, en San José de Mont-Rouge, en Francia, el 1 de mayo suele ser la ocasión de una importante peregrinación a san José; pero, por primera vez, esta tradición cincuentenaria va a ser interrumpida.

Recordemos que el 1 de mayo celebramos fundamentalmente el misterio de la Encarnación. Como nos recuerda el Concilio Vaticano II:

«Por su Encarnación, el Hijo de Dios se ha unido de alguna manera a todos los hombres. Trabajó con manos humanas» (Gaudium et Spes, 22).

El trabajo al que estamos llamados hoy, puede parecer diferente. El contexto es diferente, las especializaciones varían, pero siempre es el mismo misterio. En otras palabras, si el confinamiento, la cuarentena nos empuja a quedarnos en casa, es una oportunidad para meditar sobre estas «manos de los hombres». ¿Qué hacemos con ellos? ¿Cómo consideramos nuestro propio trabajo y el de los demás?

¿Qué aprendió Jesús en el taller de san José?

Entre las virtudes que se practican en el taller de Nazaret, la conciencia profesional es una de las más importantes, porque el trabajo, como explica san Juan Pablo II, es «un bien del hombre que transforma la naturaleza y hace al hombre en cierto sentido más humano» (RC 23).

El trabajo pesado es una consecuencia del pecado (Gen 3:19), pero el trabajo en sí mismo es un don de Dios. El trabajo es importante en la vida humana y en la formación del hombre, especialmente el trabajo manual.

Desde entonces, Jesús aprendió a ser un hombre en el taller de san José. Siguiendo su ejemplo, estamos invitados a hacer lo mismo.

No es cuestión de ser un adicto al trabajo, y mucho menos un perezoso. Pero, a través de la figura de san José, tan discreto en su banco de trabajo de Nazaret, descubrimos la belleza del trabajo. Lo hizo por amor a Dios, de manera equilibrada. Esta es ciertamente la más bella lección que Jesús podría aprender.

Con ocasión del primero de mayo de este año, y en este contexto tan especial, meditemos sobre el trabajo a la luz de San José, gracias a esta novena que ya reúne cerca de 2.000 personas en Hozana.




Te puede interesar:
San José hoy seguramente pagaría el IVA

Por Anne-Catherine Jova

Tags:
fiestassan josesantostrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.