Aleteia

La “casa común” también tiene su rincón de juegos

RAINBOW
Facebook-Meteo Caprino Veronese
Comparte

Este 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Tierra. Y en tiempos de coronavirus también hay lugar para la alegría

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. La naturaleza sufre. Los incendios en Australia, los mayores registros de calor terrestre y la peor invasión de langostas en Kenia… Ahora nos enfrentamos a COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas)”.

Así comienza el mensaje de Naciones Unidas dedicado al Día Internacional de la Tierra que se celebra este 22 de abril.

Sí, es cierto, la “casa común” (Laudato Sí) sigue sufriendo los efectos dañinos de la mano descontrolada del hombre. Hasta hace poco tiempo lo que sucedía, por ejemplo, en la Amazonía, había generado una amplia consciencia a nivel internacional.

Pero la llegada del nuevo coronavirus –hoy devenido en pandemia- ha irrumpido en la humanidad de una manera elocuente y poco imaginada (a pesar de algunas advertencias poco escuchadas y que se habían hecho con anterioridad) generando hasta lo que podría ser considerado el “lado positivo”.

En ese sentido, lo más visible en estos últimos días ha sido la mejora de la calidad del aire o la propia reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero. Y el llamado, tal cual se indica en el mensaje de Naciones Unidas, sigue siendo el mismo: “Promovamos la armonía con la naturaleza y la Tierra”.

“El rincón de juegos”

Sin embargo, en los últimos días -además de diversas secuencias a lo largo y ancho del planeta con respecto a los primeros impactos de una casa común un poco más ventilada y con menos presencia del hombre debido a confinamiento-  ha sido posible sonreír con algunas curiosidades que sucedieron (o están por suceder).

“La piscina iluminada”.  En verano, la piscina puede transformarse en una de las grandes protagonistas. Espacio para refrescarse, pero también para divertirse.

En un lugarcito de la “casa común”, más conocido como Acapulco (México), en las últimas horas se dio un hecho bastante particular, un fenómeno lumínico que cautivó a todos y que hace mucho tiempo no se registraba.

 

ELECTROLUMINESCENCE
Twitter | @Sectur_Acapulco

 

Muchas personas fueron testigo de cómo la playa de Acapulco brillaba en plena oscuridad. Y esto gracias a los micoorganismos que se acercaron a la playa y provocaron lo que se conoce como bioluminiscencia.

Y sí, la “casa común” tiene muchas y variadas “piscinas”, pero ver lo que aconteció aquí seguro te arrancará una sonrisa.

“La habitación de los colores”. Generalmente son las favoritas de los más pequeños de la casa, pero todos –sin importar la edad- las disfrutan por igual. Se trata de esas habitaciones muy iluminadas y llenas de colorido.

Allá por Italia, en una de las paredes de la “casa común”, muchos quedaron asombrados con lo que tenían frente a sus ojos. Nada más ni nada menos que un “extraño arcoíris al revés”.

 

RAINBOW
Facebook-Meteo Caprino Veronese

 

Sucedió el pasado 19 de abril a pocos kilómetros de Bérgamo y lo más llamativo ha sido su forma, para mucho perfectamente asociable a una amplia sonrisa.

Lo acontecido por ahí es conocido como “arcoíris circuncenital” y tiene que ver con su cercanía al punto más alto en dirección al sol. Por lo general, el fenómeno es más común en zonas polares, pero la lluvia y cambios bruscos en la temperatura ha ayudado a que muchos lograran interpretar lo que tenían frente a sus ojos como una señal de esperanza en medio de la pandemia.

Y sí, la “casa común” tiene muchas y variadas habitaciones, pero lo que sucedió en Italia también ha generado un poco de alegría.

“¿Fuegos artificiales?”. Por último, las grandes celebraciones muchas veces finalizan con un bonito espectáculo de fuegos artificiales.

Este 22 de abril, desde muchos espacios de la “casa común” se podrá seguir disfrutando de un maravilloso fenómeno conocido como “lluvia de estrellas”. En lugares como Lima (Perú), por ejemplo, se trata de algo nunca visto y ha generado mucha expectativa.

 

STARS
Shutterstock | Milton Rodriguez

 

Y todo gracias a que la Luna Nueva hará resplandecer de manera única a las estrellas permitiendo divisar en el cielo lo que se conoce como vía láctea. Vale la pena prestar atención a lo que sucede con las estrellas más fugaces, con una magnífica lluvia de meteoros.

Seguro, son muchos quienes están expectantes de poder de una vez por todas celebrar a lo grande –y con muchos fuegos artificiales-  el fin de esta dura enfermedad, al menos ése es el sueño. Pero mientras tanto -y siempre con mucha paciencia y confianza- sigamos deleitándonos con este maravilloso rincón de juegos que nos regala la “casa común”.

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.