Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La melodía que Paul Simon tomó prestada de Bach

PAUL SIMON
Comparte

“American Tune” de Simon extrae su melodía de “O Haupt voll Blut und Wunden” de Johann Sebastian Bach

A menudo hemos hablado sobre la relevancia histórica de la tradición de la música cristiana y cómo continúa influyendo en la música secular occidental. Si bien hay numerosos casos de fusión de melodías antiguas con géneros modernos, no hay mejor ejemplo que American Tune, de Paul Simon.

La melodía de American Tune está tomada directamente del himno de J. S. Bach O Haupt voll Blut und Wunden (Oh Sagrado Rostro Herido), y es fácil de escuchar al comienzo de ambas canciones. Aunque el acompañamiento de guitarra de Simon es muy diferente al órgano del coro, no se puede negar la melodía.



 

No hemos podido encontrar ninguna declaración de Simon explicando por qué usó el himno de esta manera, y por lo tanto, tenemos que especular. Hay, sin embargo, varias explicaciones plausibles.

Simon escribió la canción poco después de que Nixon fuera elegido presidente y algunos sugieren que American Tune es una canción de protesta, o al menos una advertencia para el público estadounidense. Simon, sin embargo, dijo de su obra:

“No escribo canciones abiertamente políticas, aunque American Tune se acerca bastante …”

Esto sugiere que American Tune no estaba necesariamente destinado a estimular los ideales políticos. Como la canción fue escrita en 1973, cuando la popularidad de esas canciones con mentalidad política era corriente, Simon podría haber admitido que era su intención, si es que tenía alguna.

También podría ser un esfuerzo de Simon para explorar su espiritualidad. Muchas de las letras suenan un poco como canciones cristianas modernas. Por ejemplo:

Muchas veces me he equivocado
Y muchas veces confundido
Sí, y a menudo me sentí abandonado
Y ciertamente mal usado
Pero estoy bien, estoy bien

Si la canción fuera un himno cristiano del siglo XXI, este sería el punto donde se invocaría y alabaría el nombre de Dios. Simon, sin embargo, no lleva a Dios a la ecuación lírica, pero la presencia de la melodía Oh Sagrado Rostro Herido podría interpretarse como una metáfora de la presencia de Dios.

Simon canta sobre la incertidumbre, el fracaso, el abuso, los sueños rotos, la muerte, el más allá y la libertad, o tal vez la falta de ella, pero todo el tiempo, Dios está rodeando sus palabras, presentes en este himno prestado. American Tune puede haber sido una forma artística de tomar los problemas políticos del país y decir: “Está bien. Dios está rodeándolo todo”.

O tal vez Simon se estaba divirtiendo un poco cantando una American Tune escrita por un alemán…

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.