Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Golpe a la represión: La Prensa circula de nuevo

LA PRENSA
INTI OCON | AFP
Comparte

La inestimable labor del Nuncio en este caso

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Los nicaragüenses estuvieron al borde de quedarse sin periódicos. Sin embargo, La Prensa, el medio impreso más antiguo e importante Nicaragua y el de mayor circulación, fundado el 2 de marzo de 1926 por miembros de la familia Chamorro, vuelve a respirar tras 500 días de presión y lenta agonía.

Apenas esta semana, el periódico decano de la prensa nicaragüense ha podido recuperar su ritmo de impresión –que en días altos llegó a más de 40.000 ejemplares—tras de que el gobierno de Daniel Ortega decidiera retirarle el embargo de papel y tinta al que lo tenía sometido.

El embargo inició en septiembre de 2018, a cinco meses de que iniciarán las revueltas populares en contra del régimen sandinista. Fue una “respuesta” de Ortega a las frecuentes críticas del periódico sobre su política de represión desatada en contra de los opositores.

Sin quebrantarlo por completo, Ortega dejó al periódico en una situación precaria: reducción de páginas, desaparición de suplementos, cambio de formato, menor circulación y, lo más doloroso, despido de cientos de trabajadores del diario: setenta por ciento de sus periodistas fueron despedido por el grupo editorial que también edita el periódico Hoy.

Otra vez protagonista el nuncio

Como sucediera en la liberación de presos políticos a fines de 2019, el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Sommertag, ha jugado un papel importante para que la Dirección General de Servicios Aduaneros diera vía libre al papel y la tinta destinado a La Prensa que mantenía en sus bodegas por orden de Ortega.

Por su parte, el presidente del grupo editorial, Jaime Chamorro, dijo, tras la recepción del material importado y retenido en aduanas que ésta ha sido “la peor crisis que ha sufrido La Prensa en su casi 94 años de historia”. En algunos momentos se valoró dejar incluso de circular.

“Si La Prensa hubiera cerrado, hubiera sido el primer país del mundo sin un periódico impreso”, sostuvo Chamorro, en referencia a que los otros periódicos impresos como el Nuevo Diario, Metro y Maje ya han dejado de circular, por la crisis económica y política que atraviesa, desde abril de 2018, el país centroamericano.

El cargamento, estimado en unas 70 toneladas, fue trasladado desde la aduana del puerto El Rama, a unos 290 kilómetros de Managua y una pequeña parte del lote de papel bond resultó infectado con polillas debido al tiempo que pasó almacenado. El papel periódico, sin embargo, estaría en buenas condiciones, aseguró Chamorro.

Violación sistemática a la libertad de expresión

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro, organismo autónomo surgido bajo los testimonios de la propia ex presidenta de Nicaragua y de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, ha registrado minuciosamente miles de casos de violaciones a la libertad de expresión por parte del régimen que encabezan Ortega y su esposa, Rosario Murillo.

Restricciones administrativas, intimidación a periodistas y trabajadores de los medios, amenazas y embargos de los servicios aduaneros por la importación de papel y otros insumo, son las principales acciones llevadas a cabo por el sandinismo en contra de la libre expresión.

El daño, por lo demás, ya está hecho. El embargo (nunca fue explicada la razón) de papel e insumos llevó a La Prensa a reducir su tiraje de 36 a ocho páginas y a despedir a casi 300 de sus 400 empleados. De los cien periodistas, editores y fotógrafos, continuaban trabajando esta semana menos de treinta.

En octubre de 2019, tras editar en una primera plana en blanco, los directivos del grupo anunciaron que luchaban “para evitar el cierre” y preparaban un plan para sobrevivir solamente con una edición digital de apenas cinco mil suscriptores. Sin embargo, entre otros factores, la presión del nuncio Sommertag evitó que esto se produjera.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.