Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconActualidad
line break icon

Fortuna porque sí, porque Dios escribe derecho con renglones torcidos

FORTUNA

Elamedia

José Luis Panero - publicado el 27/12/19 - actualizado el 17/06/20

Fortuna recibe cobijo para el invierno en un hospicio católico, que se encuentra a 2.000 metros de altura

El próximo 1 de enero las salas de cine españolas acogerán el estreno del drama suizo premiado en Berlín, Fortuna, y es el segundo trabajo para la gran pantalla del joven realizador de 44 años Germinal Roaux (Left foot, right foot, 2013), que ha escrito y dirigido. Distribuirá la película en España Elamedia con el apoyo de Bosco Films.

El filme sigue las andanzas de la melancólica Fortuna, una niña etíope de 14 años (impecable Kidist Siyum), que no ha tenido noticias de sus padres desde que llegó a Lampedusa. Junto con otros refugiados, recibe cobijo para el invierno en un hospicio católico, que se encuentra a 2.000 metros de altura. Su vida transcurre dando de comer a las gallinas y paseando a un burro.

Los responsables del refugio son un grupo de canónigos (uno de los cuales está interpretado por elmagnífico y ya desaparecido Bruno Ganz), dispuestos a sacrificar el silencio y la tranquilidad de sus vidas. Mientras Fortuna espera una respuesta por parte de las autoridades se encuentra con Kabir, un refugiado del que se enamorará desesperadamente. Juntos mantendrán una complicada relación en secreto hasta que un día Kabir desaparece.

El dilema ético de Fortuna pivota entre la moralidad cristiana, con un Dios que inspira a plantear los problemas y los dilemas de una determinada manera, la moralidad musulmana, con un código que obliga a eso mismo, y la aparición de la policía, que obliga a la adolescente y a su novio a separarse.

Nos hallamos ante otra joyita y ejemplo del cine que se rueda fuera de nuestras fronteras, de mano de un autor apenas conocido. Para realizar este poético filme, como ha hecho en su anterior y premiado trabajo, Germinal Roaux ha empleado el blanco y negro en toda la aventura y un formato cuadrado (4:3), en lugar del más rectangular y habitual 16:9. Tal vez para dotarle de más asfixia a cada uno de los sucesos del drama, que por cierto resulta denso en su estructura, contemplativo en su desarrollo, y de pocos diálogos, a pesar de que está repleto de gestos que evidencian la gran pericia del director con la cámara cuando tiene que retratar las escenas centrales de la historia. Entre ellas, el proceso vocacional de los monjes y su vida en soledad, donde Bruno Ganz se reserva un par de ocasiones épicas.

Por otro lado, ha de ponerse en solfa la manera con que el director afronta el tema, ardiente y complejo, de los inmigrantes y, más en particular, de los menores que llegan sin compañía a Europa es extremadamente personal. No escatima en detalles, en mostrar a la niña rezando a la Virgen María en una ermita, a ver si sus padres regresan algún día. Y cada vez que lo hace pone a los pies de la Virgen los retratos de los progenitores con extrema delicadeza, con calculado amor.

Además,Roaux también rinde homenaje a los curas de aquellos montes, a su capacidad para gozar del encuentro con el otro como posibilidad de transformación. Ambos (canónigos y huéspedes) custodian un saber antiguo y misterioso. O lo que es lo mismo: los protagonistas de Fortuna se funden en la nieve, que los atornilla hasta volverlos un solo cuerpo, si bien es cierto que lo que el cineasta pretende -y consigue- es denunciar el drama de la inmigración, especialmente la de aquellos que no tienen papeles.

La tercera pata del drama es la propuesta por la vida, que es la que da sostén y esperanza a Fortuna, tras quedar embarazada de Kabir, dejando a un lado las voces que le recomiendan que es mejor desprenderse del no nacido.

Se trata, pues, de una excelente película, de tono similar a la bellísima y multipremiada De dioses y hombres (Xavier Beauvois, 2010), incapaz de dejar indiferente al espectador.

Tags:
cineinfanciainmigrantes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.