Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Jubileo por el centenario de Nuestra Señora de Loreto, Virgen de los astronautas

LORETO
HANDOUT | AFP
Comparte

La Santa Casa que inspiró a los aviadores de la Primera Guerra Mundial a confiar en la Bienaventurada Virgen de Loreto

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El papa Francisco ha auspiciado un Año Jubilar Lauretano, que se celebrará del 8 de diciembre de 2019 al 10 de diciembre de 2020, con ocasión del centenario de la proclamación de Nuestra Señora de Loreto como Patrona de la Aeronáutica. Un llamado también para que Jesús sea el piloto de nuestras vidas.

La Basílica de la Santa Casa es un lugar de peregrinación situado en el municipio italiano de Loreto. Se construyó alrededor de la casa donde, según la tradición, el Arcángel Gabriel anunció a la Virgen María la maternidad divina y donde vivió la Sagrada Familia, en Nazaret.

El evento tiene como lema: El Jubileo Lauretano. Llamados a volar alto, informó monseñor Rino Fisichella, Presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización durante la presentación del evento jubilar, este martes 3 de diciembre en la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

En el Santuario se puede admirar la gratitud de los aviadores hacia la Virgen María: como la imagen de Nuestra Señora de Loreto que Umberto Nobile, ingeniero aeronáutico italiano y uno de los exploradores árticos más famosos, llevó consigo en la primera travesía del Polo Norte en 1926; la foto de los astronautas con la medalla de Nuestra Señora de Loreto llevada al espacio con el programa Apolo, en 1965.

¿Por qué un Jubileo Lauretano?

La Santa Casa, que según la antigua tradición fue transportada en vuelo por los ángeles, inspiró a los aviadores de la Primera Guerra Mundial a confiar en la Bienaventurada Virgen de Loreto, ilustró monseñor Fabio Dal Cin, Prelado y Delegado Pontificio para el Santuario de la Santa Casa de Loreto y monseñor Antonio Coppola, Vicario Episcopal de la Aeronáutica Militar Italiana.

En esa época, afirmaron, en efecto, a los aviones se les llamaba popularmente “casas voladoras”. Así, el Papa Benedicto XV, el 24 de marzo de 1920, declaraba a la Santísima Virgen María de Loreto “patrona principal de todos los aeronautas”. El centenario del anuncio es, por tanto, la ocasión de este Jubileo.

El Jubileo Lauretano fue promovido por el Papa Francisco que lo ha concedido tras su  visita a Loreto, el pasado 25 de marzo.

En esa ocasión, el Papa firmó en la Santa Casa la exhortación apostólica post-sinodal Christus Vivit sobre los jóvenes. La entregó al Santuario de Loreto para que conservara su memoria viva, promoviendo una espiritualidad vocacional en el mundo y en continuidad con el Sínodo sobre los Jóvenes.

El Jubileo Lauretano comenzará el domingo 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, con el rito de la apertura de la Puerta Santa de la basílica de la Santa Casa, presidido por el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, y finalizará el 10 de diciembre de 2020.

¿A quién está dirigido?

El acontecimiento jubilar no concierne solamente al mundo de la aviación (trabajadores y pasajeros), sino que está dirigido a todos los devotos de Nuestra Señora de Loreto, y a todos aquellos que del mundo entero vendrán a la Santa Casa para recibir el don de la indulgencia plenaria.

¿Cuáles son los puntos de reflexión espiritual?

Monseñor Fabio Dal Cin, recordó el mensaje de la carta pastoral “Llamados a volar alto”, en la que propuso algunos puntos de reflexión para que el vuelo de la vida no sea un “revoloteo, sino que, acogiendo a Cristo como “Piloto” de nuestra vida, sea un hacer las cosas ordinarias de forma extraordinaria.

La invitación: hacer cosas extraordinarias con fe y amor, como hizo la Virgen María a favor de una sociedad más justa, fraterna y solidaria.

Desde este punto de vista, el Jubileo se convierte en una buena ocasión para redescubrir la llamada a la santidad en el mundo contemporáneo, tal como exhortó el papa Francisco en la Exhortación Apostólica Gaudete et exsultate.

La Iglesia católica, propone en el Año Jubilar Lauretano: la peregrinación, atravesar la Puerta Santa, la indulgencia plenaria, la caridad y la oración mariana.

¿Existen otras iglesias jubilares?

Durante el Año Santo Lauretano, la única iglesia jubilar del mundo será el Santuario de la Santa Casa de Loreto. Sin embargo, para valorizar pastoralmente – sostuvo monseñor Fabio Dal Cin – , los lugares de culto en la aviación civil y militar, la posibilidad de recibir el don de la indulgencia plenaria se extiende también a las capillas aeroportuarias civiles y militares, a petición previa enviada a la delegación pontificia por el obispo castrense local.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.