Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Maestros de Quebec dicen no a la ley que les prohíbe llevar símbolos religiosos

CROSS
Skylines - Shutterstock
Comparte

Se trata de la “Ley para el respeto de la laicidad del Estado”

La provincia de Quebec, en Canadá, fue la primera en Norteamérica en prohibir que los funcionarios públicos llevaran –públicamente—símbolos que los identificaran con alguna religión.

Eso sucedió en junio de este año 2019, cuando en Quebec se aprobó la llamada “Ley para el respeto de la laicidad del Estado”, misma que estaba, según los postulantes, respaldada por 63 por ciento de los ciudadanos.

Para esta Ley, conocida como Bill 21, jueces, abogados policías, funcionarios de prisiones y profesores no pueden llevar símbolos religiosos, velos, crucifijos, turbantes o cualquiera otra manifestación de religiosidad que “lastime” al laicismo.

Maestros en desacuerdo

Algunos funcionarios públicos como médicos, trabajadores sociales o conductores de autobuses quedaron exentos de esta normativa, siempre y cuando usaran símbolos religiosos que no cubran su rostro.

Los maestros han sido los primeros en decir no a esta iniciativa. Esta semana cerca de 45.000 profesores de escuelas concentradas en Quebec se han inconformado y han demandado a la provincia canadiense.

La demanda provino de una federación autónoma de maestros quienes simplemente están en desacuerdo del impedimento de llevar objetos religiosos mientras se encuentran en servicio.

Suspende derechos e igualdad

Un despacho de Montreal ha sido contratado para presentar las presuntas violaciones de la provincia que, en opinión de los letrados representantes del sindicato, suspende los derechos constitucionales de los canadienses a la libertad de religión e igualdad sin discriminación.

Esto último –la igualdad sin discriminación—es para conservar la equidad de género dado que en la provincia de Quebec, según un reporte de The Associated Press (AP), 75 de cada cien maestros son mujeres, y se verían afectadas por esta Ley.

Para los críticos de la iniciativa, lo que ha generado en la provincia de Quebec, de junio a la fecha, es el aumento de los comportamientos racistas y de los actos de odio (en un país fuertemente ligado al espíritu de tolerancia e inclusión) especialmente contra mujeres musulmanas.

Diferenciarse del resto de Canadá

“Las demandas llegan en un momento en que el sentimiento anti musulmán está creciendo en Quebec. En Montreal en lo que va del año, los musulmanes representan 58 por ciento de las personas atacadas en crímenes de odio, según la policía”, explica AP en su reporte sobre el tema.

Varios estados –como el de Manitoba—han criticado a Quebec y han ofrecido a los maestros que vean violado su derecho a la libertad religiosa a irse con contrato a esa entidad que no prohíbe el uso de símbolos religiosos en las escuelas.

Quebec –cuya lengua oficial es el francés—ha querido siempre mostrar su diferencia con el resto de Canadá. De hecho ha planteado en dos ocasiones recientes (1980 y 1995), mediante un referéndum, su deseo de independizarse.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.