Aleteia

Brasil: El drama de las balas perdidas se cobra la vida de una niña de cinco años

BULLET
Rak Kaa - Shutterstock
Comparte

Kethellen de Oliveira Gomes, el sexto menor que muere en Río de Janeiro en lo que va de 2019 gracias a un disparo con arma de fuego descontrolado

La “guerra” en las favelas de Río de Janeiro, Brasil, sigue ocasionando desenlaces dramáticos. Es que la lucha contra el crimen organizado -y hasta entre las propias fracciones de grupos delictivos que buscan quedarse con el control del narcotráfico- en los últimos tiempos ha provocado la muerte de personas inocentes.

El último caso reportado es más que desgarrador, pues se trata de una niña de tan solo cinco años. Según reportan medios locales como Folha de S. Paulho, Kethellen de Oliveira Gomes murió debido a una bala perdida que la impactó mientras iba a la escuela en el populoso barrio de Realengo, oeste de Río.

Si bien de manera inmediata fue trasladada a un centro asistencial, lugar al que aún había llegado con vida, la pequeña no pudo resistir las heridas y murió en las últimas horas.

La policía estaba investigando el caso y se había arrestado a un joven de 32 años, presunto responsable del asesinato, integrante de una milicia local y con órdenes de arresto previas.

 

Un drama que deja seis menores muertos 

Pero lo acontecido con esta niña no es un hecho aislado. En lo que va de 2019 son seis los menores que han fallecido por causas similares. El caso más reciente, el de la pequeña Ágatha Vitória Sales Félix de ocho años. Su muerte se produjo en septiembre de 2019 cerca de Alemão, una de las favelas más grandes de la ciudad.

En aquella instancia la muerte había estado asociada a la acción policial en las favelas y el objetivo de la bala, tal cual se señaló desde la Policía en aquel momento, tenía como fin un motociclista vinculado a grupos criminales.

Rápidamente, la muerte de Ágatha, generó movilización e indignación social.

“Las vidas en las favelas importan”, expresaban algunas pancartas. “Dejen de matarnos”, esbozaban otros mensajes en su momento.

Hoy Brasil, y en particular Río de Janeiro, llora la muerte de otra víctima de una bala perdida. Más allá de los responsables -con acción policial o simple lucha entre bandas- y el contexto crítico que hace las veces de una “guerra” compleja, todo parece indicar que este drama por el momento no tiene solución.

Elevemos una oración por esta pequeña y el resto de las víctimas de tanta violencia.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.