¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Brasil y otro drama en las favelas: Falta de saneamiento y auge de enfermedades

FAVELA
Luciana Whitaker / Anadolu Agency.
Comparte

Una situación que padecen millones de brasileños y latinoamericanos, pero que se acentúa en lugares donde abunda la pobreza

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Las favelas de Río de Janeiro, como se conocen a los famosos asentamientos irregulares del gigante sudamericano Brasil, suelen ser noticia por cuestiones de seguridad, narcotráfico y crimen organizado.

Sin embargo, también hay una faceta que muchas veces pasa desapercibida y que tiene que ver directamente con el drama de miles de personas debido a diversas condiciones con la que tienen que convivir.

Una de ellas, y que ha vuelto a posicionarse en los últimos días, es la de la falta de alcantarillado, algo que si bien no exclusivo de las favelas ya que hay millones de brasileños que lo padecen, representa un verdadero “vía crucis” para personas que tiene que pasar su día a día atravesando arroyos repletos de aguas fecales.

Tal es el caso de María das Graças Almeida, quien tiene que pasar todos los días por un arroyo con estas características para salir de su casa, tal cual recuerda un reciente informe de EFE.

 

FAVELA
rioonwatch.org-(CC BY-NC-SA 3.0)

 

En consecuencia, uno de los efectos más notorios es el auge de enfermedades, como los problemas estomacales, dolores de cabeza, etcétera.

“Mi marido está con dolor de barriga cada dos por tres. Creo que es la falta de saneamiento, falta agua más tratada. Las aguas fecales pasan por aquí enfrente de casa y siguen para abajo”, expresa María a la agencia de noticias.

En ese sentido, prosigue el informe al momento de citar datos proporcionados por ONG Instituto Trata Brasil, casi la mitad de los 200 millones de brasileños no tiene acceso a un servicio de saneamiento y que recoja las aguas residuales. Una cifra que genera alarma y preocupación.

Si bien a nivel de las autoridades desde hace tiempo se vienen impulsando iniciativas y planes para encontrar una solución, aún se está lejos de la meta. Y es ahí donde también aparece otro dato conmovedor: “cerca de 13 millones de niños y adolescentes en Brasil crecen en lugares sin saneamiento básico”.

Sin dudas lo que sucede en Brasil, algo que va de la mano con el aumento de personas viviendo en ciudades y asentamientos irregulares en América Latina, no exclusivo de este país, pero refleja un aspecto que suele acentuarse en lugares donde abunda la marginación y la pobreza.

Imágenes aquí (hacer click): 

¿Un área verde sostenida?

En tanto, mientras esto sucede, también hay casos y ejemplos de personas inquietas que buscan revertir la situación. Un claro ejemplo es Anderson Fernandes, integrante de una de las favelas que tiene que convivir con alcantarillados que pasan por las casas. Desde hace seis años –prosigue EFE–  este hombre se ha estado movilizando a nivel local para que haya un alcantarillado básico. Actualmente busca socios que lo ayuden a montar un “área verde sostenible alrededor del manantial –hoy en día amenazado por falta de salubridad- que abastecía de agua fresca y limpia a la comunidad.

En eso está puesto su esfuerzo y objetivo al día de hoy, en tratar de ponerse al servicio de los demás para darle una humilde respuesta a un tema latente y urgente.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.