Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

4 lecciones de humanidad de la Tragedia del ARA San Juan

Comparte

Se cumplen 2 años del trágico accidente con 44 fallecidos. Emociones y nobles sentimientos de los que debemos aprender…

A dos años de la Tragedia del ARA San Juan, submarino argentino hundido en la plataforma submarina argentina con sus 44 tripulantes, repasamos cinco lecciones de humanidad de esta tragedia. Nada llena el vacío en las 44 familias que hoy lloran a su ser querido, pero la desaparición del buque movilizó emociones y sentimientos nobles que por momentos parecían perdidos.

  1. Solidaridad internacional

La rápida reacción de la Oficina Internacional de Escape y Rescate de Submarinos dispuso la alerta que movilizó hasta el Mar Argentino para las tareas de búsqueda tripulación, naves y recursos varios de Brasil, Chile, Estados Unidos, Perú, Colombia, Noruega, Francia, Uruguay, Alemania, Italia, España, Rusia, Canadá, Japón, Israel, Sudáfrica y Ecuador, e incluso Gran Bretaña, Estado con el que la Argentina se enfrentó en la Guerra de Malvinas. Este país movilizó desde las propias islas el HMS Protector, rompehielos que se encontraba ubicado en las Islas, además de otros apoyos y soportes. Más allá de los habituales canales de la diplomacia, el agradecimiento a quienes se movilizaron hasta las aguas patagónicas para buscar el ARA San Juan se hizo escuchar desde las familias y poblaciones de los puertos desde los que zarpaban y se reaprovisionaban las naves. Las disputas geopolíticas descansaron por algunas horas para dar lugar a la solidaridad, y países ideológicamente enfrentados como Estados Unidos y Rusia, pusieron a disposición de la búsqueda su tecnología.

Te puede interesar: Domingo de oración por los tripulantes del ARA San Juan y sus familias

2. Papa Noel puede existir

La solidaridad internacional no solo estuvo reflejada en la actitud de las Armadas de todo el mundo. Los propios marinos, incluso ya retirados, hicieron saber que la familia naval estaba con las familias del ARA San Juan. En particular Edward Michael, ex submarinista estadounidense quien advirtió que los hijos de los tripulantes no recibirían regalos de Navidad de su padre, y puso en marcha una campaña solidaria para recaudar fondos y hacer llegar un presente hasta la Argentina. La prolífica barba de Edward Michael motivó la comparación inmediata con Papa Noel. Alimentó la leyenda, que ya habla del Papa Noel de los hijos del ARA San Juan, el que el norteamericano haya repetido el gesto en 2018. Más allá de los gobiernos, cualquier ciudadano del mundo puede hacer la diferencia y arrancarle una sonrisa a un huérfano al que no conoce.

Te puede interesar: Los niños del ARA San Juan volvieron a contar con un “Papa Noel” de Estados Unidos

3. Esperanza y persistencia

Pasadas las semanas, cuando las posibilidades de supervivencia fueron reduciéndose y se dio por concluida las tareas de búsqueda de la tripulación, la esperanza de saber del paradero de su ser querido siguió viva en las familias y en la Armada Argentina. El gobierno argentino analizó propuestas privadas y contrató a la empresa Ocean Infinity, que movilizó el buque Seabed Constructor y éste, justo antes de retirarse de la zona para realizar tareas de mantenimiento durante tres meses, a un año de la tragedia, pudo dar mediante un ROV (vehículo de observación remota) con el ARA San Juan, apoyado sobre la plataforma submarina, a 800 metros de profundidad. La esperanza de las familias y su insistencia, algunas a bordo del buque, dio resultados. La que dio con el submarino era la última verificación que realizaban antes de la suspensión de la búsqueda por al menos tres meses. No bajaron los brazos, y tuvieron su recompensa.

Te puede interesar: Submarino ARA San Juan: Con el alma partida

4. Homenajes

Los homenajes a los 44 héroes del ARA San Juan, fallecidos en el cumplimiento de su servicio a la Patria supervisando y navegando las aguas argentinas, no tardaron en llegar. Actos, murales, monolitos, algunos organizados otros espontáneos, fueron y siguen repitiéndose en gran parte del país. Llama la atención en particular estos días la travesía emprendida por el ex comandante del sumbarino Guillermo Tibaldi quien se encuentra trotando desde Mar del Plata hasta Mendoza, en la que escalará el Monte Aconcagua, homenajeando a las víctimas difundiendo su legado por todo el país. El país tenía sed de héroes argentinos, sin banderías políticas. Y los reconoció de inmediato. Lo sigue y seguirá haciendo, “manteniendo siempre viva la memoria de aquellos que dieron su vida en servicio a los demás”, como dice el mensaje enviado por el Papa Francisco en este segundo año de la Tragedia a las familias.

Te puede interesar: Correrá 1600 km y subirá el monte más alto de América para honrar los 44 del ARA San Juan

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.