Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Descubre el “San Pedro de África” dedicado a la Virgen

YAMOUSSOUKRO BASILICA
Comparte

Está en Costa de Marfil y está considerada la basílica más grande del mundo

Se parece bastante a San Pedro del Vaticano, pero se encuentra en África. Se trata de la Basílica “Nuestra Señora de la Paz”, que está en Yamoussoukro en Costa de Marfil. Es una basílica dedicada a la Virgen de la Paz, tal como su nombre lo indica.

En la nave central pueden entrar hasta 7.000 personas sentadas y 11.000 personas de pie. La primera piedra se bendijo en 1985 y la basílica fue consagrada por el Papa Juan Pablo II en 1990. En el país, los católicos no son numerosos, hay apenas 300.000 creyentes en una población de 10 millones de habitantes. A pesar de ello, la construcción de esta basílica fue promovida por el presidente de aquella época, el presidente Felix Houphouët-Boigny.

En Yamoussoukro, los católicos constituyen un 13% de la población total. La basílica, por su belleza, se parece mucho al Vaticano, sin embargo, no es una réplica suya. Algunos la llaman “San Pedro”, porque sus constructores se inspiraron mucho en ella. Pero hay diferencias, como aquella gran cruz que corona la basílica y la cúpula que el Papa pidió que fuera ligeramente más baja que la de San Pedro.

Nuestra Señora de la Paz de Yamoussoukro no es una catedral sino una basílica menor, administrada por los palotinos. La catedral se encuentra en los alrededores y está dedicada a San Agustín. El autor de esta gran iglesia africana es el arquitecto libanés Pierre Fakhory.

El mármol fue importado desde Italia y España, mientras los cristales fueron llevados desde Francia. Los jardines que acogen a los peregrinos son simétricos, basados en el modelo de los jardines de Versalles en Francia. Hay dos estatuas doradas de la Virgen. El vitral más grande del mundo se encuentra en esta basílica. Fue fabricado en Nanterre, Francia, y tiene 7.363 metros cuadrados de superficie.

Esta basílica es un lugar de peregrinación y acoge permanentemente a fieles de todo el mundo. Ésta ha servido como escenario para encuentros importantes, como el Día Mundial de los Enfermos.

“El día en que este santuario fue dedicado a Nuestra Señora de la Paz, nos recuerda que los primeros evangelizadores que llegaron a esta tierra consagraron la Iglesia naciente a la Virgen María. Nuestra Señora de la Paz, te confiamos otra vez la Iglesia de esta diócesis, de todas las diócesis de este país. Por tu intercesión, las consagramos a tu Hijo. ¡Oh Virgen María!, condúcenos hacia tu Hijo, Él que es el Camino, la Verdad y la Vida”.

Centro Maria de Nazaret
Basílica de Nuestra Señora de la Paz

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.