Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEspiritualidad
line break icon

Sus padres están en camino a la santidad. Él comparte los secretos de su vida familiar

Opus Dei - With Permission

Aleteia Inglés - publicado el 30/10/19 - actualizado el 30/10/19

Rafael Alvira ofrece 7 consejos del ejemplo de sus padres, Tomás y Paquita

Tomás y Paquita Alvira, dos de los primeros miembros casados ​​del Opus Dei, se esforzaron por alcanzar la santidad como una pareja casada y en su papel de padres.

Tomás Alvira fue uno de los jóvenes que cruzaron a pie los Pirineos con san Josemaría Escrivá durante la Guerra Civil española, huyendo de la persecución anticatólica para escapar a una zona donde podían practicar su fe con libertad.

En 1939, Tomás se casó con Paquita Domínguez, y juntos buscaron vivir su vocación matrimonial al máximo. Tenían nueve hijos y los tenían en alta estima quienes los conocieron, por su ejemplo de amor y generosidad. Su causa de canonización se abrió en 2009.

Opus Dei - With Permission

A continuación, su hijo Rafael Alvira describe siete maneras como sus padres cuidaron su matrimonio y educaron a sus hijos a través de su ejemplo.

Esta lista de consejos para parejas casadas está adaptada de una charla que él dio en la Universidad de Piura en Lima, Perú.

1. Entusiasmo para amar

Mis padres perseveraron en su afán de amarse hasta el final de sus vidas. Una amiga de una de mis hermanas le dijo que tenía envidia de mis padres, porque los veía caminando por la calle y podía decir que todavía se amaban como cuando estaban saliendo. A medida que pasaron los años, mis padres tenían el mismo entusiasmo que tenían el día en que se casaron, y su amor siempre aumentaba.

2. Atención a otros

Tenían una gran capacidad para estar atentos a los demás. Por ejemplo, ambos me abrían la puerta cuando llegaba. Mi madre daba un beso a cada uno de sus hijos cuando llegábamos a casa. Lo veíamos como algo normal.

3. Enseñanza a través del ejemplo

Mis padres estaban convencidos de que el factor decisivo en la educación es el ambiente en el que se desarrolla, y que la mejor pedagogía es indirecta. El buen ejemplo que nos dieron fue muy influyente. Así nos transmitieron la fe. Por ejemplo, iban a misa y los veaíamos participar con una devoción que nos dejó una marca. Nos mostraron lo que significa el amor de Dios al ganarnos con afecto; se sacrificaron sin decir nada para ayudarnos. Y su espíritu era contagioso.

4. Enseñar a los niños a amarse

Ambos nos animaron a amarnos mucho como hermanos y hermanas. Esto es algo que sigue siendo cierto hoy. Tengo un hermano y seis hermanas (mi hermano mayor murió cuando tenía 5 años).

5. Aceptar la debilidad de un gran corazón

Mis dos padres tenían un corazón muy grande. Tener gran un corazón no es tan fácil. A mi padre le costaba mucho corregir a cualquiera de sus hijos, pero se dio cuenta de que si no lo hacía, nos haría daño. Nos corrigió sin ofendernos. Para realmente amar, tienes que tener un corazón. Y lo mismo sucedió con los alumnos de mi padre. Se dieron cuenta de que los amaba; se sentían amados y estaban agradecidos.




Te puede interesar:
Nieto de la realeza y de futuros santos recuerda sus lecciones de fe

 6. Fomentar la amistad

Mis padres tenían muchos amigos de la familia, y nos convertimos en parte de estas familias. También invitaron mucho a nuestros amigos a nuestra casa. Conocían a todos nuestros amigos. Los trajeron a nuestra casa y les permitieron experimentar nuestro ambiente familiar. No es suficiente con que los padres críen bien a sus hijos: también necesitan conocer a los amigos de sus hijos. De lo contrario, la buena educación que dan puede verse arruinada por las malas amistades que hacen los niños.

7. Respeto a la libertad

Mis padres siempre tuvieron un gran respeto por nuestra libertad. Nunca nos presionaron a tomar una decisión específica. Por ejemplo, en casa mis padres rezaban el Rosario todos los días. Pero nunca nos obligaron a rezar con ellos. Lo rezaron atentamente y, aunque nos invitaron a unirnos a ellos, nunca nos lo impusieron ni insistieron en que participáramos.

Tags:
familiafematrimoniosantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.