Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los exquisitos dulces de Nápoles (Italia) que hablan de historia y leyenda

NAPOLI
Maria Paola Daud-ALETEIA
Comparte

Dice el mito que la sirena Parténope salió de las aguas y ofreció a los napolitanos su dulce más emblemático, la pastiera

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

La cocina napolitana es una de las más importantes de toda Italia, tiene tradiciones y raíces antiquísimas, de hecho sus raíces se remontan a la época grecorromana.

Seguramente la reina de la gastronomía napolitana es la pizza, siguiendo por: spaghetti, la tortilla de macarrones, que se prepara con la pasta avanzada, huevo y queso; y la sabrosa mozzarella de bufala, generalmente acompañada por un exquisito jamón crudo.

Te puede interesar: La pizza, la reina y la bandera italiana

La variedad es bastante extensa, hoy simplemente nos dedicaremos a los dulces más populares: el muy conocido babá, la pastiera, sfogliatelle, las zeppole de san José y los struffoli navideños.

Babá

RUM
Armando Mancini-(CC BY-SA 2.0)

Quien camina por las calles de Nápoles no puede no quedar atraídos o hipnotizados (como en mi caso) de los negocios que exhiben una gran variedad de los dulces más populares de esta ciudad como son los babá.

El babá está hecho de una masa más esponjosa que el bizcocho o bizcochuelo, embebido en un almíbar aromatizado con ron. Este se puede servir solo o relleno con crema pastelera y frutas, crema chantilly o merengue. También se pueden servir un conjunto de babás que forman una torta, para aquellas ocasiones especiales.

Sfogliatella

SFOGLIATELLE
Massimo Finizio-(CC BY-SA 2.0 IT)

La sfogliatella fue creada en el siglo XVIII en el monasterio de Santa Rosa cerca de la costa de Amalfi. Este dulce está hecho con la pasta de hojaldre pero también se pueden encontrar otras realizada con pasta frola. Están rellenas (en su versión tradicional) con una crema de ricotta, sémola, canela, vainilla, cedro y cáscara de naranja confitada.

Pastiera

PASTIERA
Mattia Luigi Nappi-(CC BY-SA 3.0)

La pastiera es un dulce generalmente hecho en casa para la época de Pascua. Su base está hecha de masa quebrada o frola y entre los ingredientes para el relleno está: la ricotta, azúcar, naranja confitadas, agua de azahar y el trigo, que en Nápoles se vende ya hervido y listo para usar. El uso de este ingrediente podría estar relacionado con los cultos de la fertilidad de la era grecorromana. Aunque dice la tradición que este dulce lo ofreció a los napolitanos la misma sirena Parténope, surgiendo de las aguas en Pausilipon, la actual Posillipo.

Zeppole

ZEPPOLE
Lucas81-CC BY-SA 3.0

Las zeppole en honor a San José, son una especie de rosquilla elaborada con pasta choux que posteriormente se fríe o se hornea. Este dulce fue inventado supuestamente por unas monjas de San Gregorio Armeno.​

Struffoli

STRUFFOLI
Frameme~commonswiki-(CC BY-SA 3.0)

Los struffoli de Navidad, es un postre típico hecho de muchas bolas pequeñas de masa simple con harina, grasa, azúcar y vainilla, que luego se fríen y se sazonan con miel. Este postre tiene probables orígenes griegos.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.