Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconDesde Roma
line break icon

La oración del cardenal Newman propuesta por el Papa Francisco 

Antoine Mekary | ALETEIA

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 14/10/19

El Pontífice evocó el testimonio del cardenal Newman tras la ceremonia de su canonización en el Vaticano:  Por una “santidad de lo cotidiano”. 

En la homilía, domingo 13 de octubre, tras el rito de canonización en el Atrio de la Basílica Vaticana, el papa Francisco, insistió: “Pidamos ser así, “luces amables” en medio de la oscuridad del mundo. Jesús, «quédate con nosotros y así comenzaremos a brillar como brillas Tú; a brillar para servir de luz a los demás» (Meditations on Christian Doctrine, VII,3). Amén!”.

A los fieles del mundo y a los 50.000 congregados en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco ha propuesto la santidad de lo cotidiano a la que se refiere el santo cardenal John Henry Newman (1801-1890)  cuando dice:

El cristiano tiene una paz profunda, silenciosa y escondida que el mundo no ve. […] El cristiano es alegre, sencillo, amable, dulce, cortés, sincero, sin pretensiones, […] con tan pocas cosas inusuales o llamativas en su porte que a primera vista fácilmente se diría que es un hombre corriente» (Parochial and Plain Sermons, V,5)”.

Newman pasó de ser sacerdote anglicano a purpurado católico y fundador del Oratorio de San Filippo Neri en Inglaterra. En los más profundo de su corazón sale a relucir el encuentro con Jesús. Él se preguntaba: ¿Puede una Iglesia, iniciada por un rey, ser la verdadera Iglesia de Cristo? La respuesta le llega durante su viaje a Italia donde se enferma y rezando por su recuperación se abandona completamente a Dios.

A continuación, proponemos la oración del cardenal Newman escrita en 1833 en una nave que lo llevaba de Sicilia hasta el Reino Unido.

Guíame, Luz Amable, entre tanta tiniebla espesa,
¡llévame Tú!

Estoy lejos de casa, es noche prieta y densa,
¡ llévame Tú!

Guarda mis pasos; no pido ver
Confines ni horizontes, sólo un paso más me basta.

Yo antes no era así, jamás pensé en que
Tú me llevaras.

Decidía, escogía, agitado; pero ahora,
¡llévame Tú!

Yo amaba el lustre fascinante de la vida y, aun temiendo,
Sedujo mi alma el amor propio: no guardes cuentas del pasado.

Si me has librado ahora con tu amor, es que tu Luz
Me seguirá guiando

Entre páramos barrizos, cárcavas y breñales, hasta que
La noche huya

Y con el alba, estalle la sonrisa de los ángeles,
La que perdí, la que anhelo desde siempre.

En el mar, 16 de junio de 1833

Tags:
espiritualidadnewmanoracionpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.