Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un nuevo libro sobre la Persona más olvidada de la Trinidad

Comparte

El panameño Claudio de Castro, un incansable escritor y editor católico, acaba de dar a la estampa su nuevo libro “El gran poder olvidado”. Los 7 dones del Espíritu Santo”

El objeto del libro es rescatar a la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, los carismas poco conocidos y el don que traen a la Iglesia.

Con más de 300 páginas, Claudio de Castro confiesa: “Lo escribí de un tirón en quince días, sin descanso; lo escribí en medio de lecturas, oraciones fervorosas y visitas al Santísimo Sacramento”.

Claudio, ¿por qué un libro sobre el Espíritu Santo?

Para muchos el Espíritu Santo es la estampita de una paloma que desciende sobre Jesús al momento de su bautismo; eso es todo. Hoy nos ocurre como a san Pablo en Éfeso cuando se encontró con algunos cristianos y les preguntó: “¿Recibieron el Espíritu Santo cuando abrazaron la fe?” Y ellos contestaron: “Pero si nosotros no hemos oído decir siquiera que exista el Espíritu Santo”…

Mi impresión es que esto sigue igual en nuestros días. Algunos santos lo llaman: “el Dios olvidado”. El primer mandamiento es: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser…” Y Él no es una cosa, también es Dios y no le amamos, no interactuamos con Él, porque no lo conocemos. Y no le conocemos porque apenas nos hablan de su existencia.

¿Cómo te decidiste a hacerlo actual?

Empecé este libro como un viaje de espiritualidad. Sólo había un problema, yo tampoco lo conocía al Espíritu Santo, o al menos eso pensaba. El tiempo me hizo comprender que estaba equivocado.

¿Encontraste lo que buscabas?

Salí en búsqueda del Espíritu Santo y lo encontré. Lo que descubrí es tan sorprendente que tuve que escribir este libro. Pensé que era importante escribir compartir lo que hallé. Tenia urgencia por escribirlo. Terminé y ya estamos empezando el que sigue. Hay tanto qué contar. Me pasa como a los apóstoles cuando aseguraban emocionados: “No podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído.”

Desde tu perspectiva, ¿qué novedad aporta tu libro?

Después de ojear la “Summa Teológica” de santo Tomás de Aquino y otras obras de gran espiritualidad, te das cuenta que es difícil publicar algo nuevo, pero resulta que en Dios todo es nuevo, siempre. Él está lleno de sorpresas. Me abandoné en las manos de Dios, dejé que el Espíritu Santo me guiara y así pude escribir esta obra controvertida sobre su poder y lo que puede hacer por nosotros. Quise un libro sencillo, en un lenguaje al alcance de todos, simpático y lleno de historias, anécdotas y vivencias.

El Espíritu Santo es un gran compañero de nuestra vida, ¿no es así?

Este proyecto ha sido una gran aventura, la más grande aventura de mi vida y me hizo descubrir que no estamos solos. Comprendí de golpe que el Espíritu Santo estuvo presente en cada etapa de mi vida, sin que yo me percatara de ello.

¿Fue difícil escribir este libro?

Fue como escalar una enorme y empinada montaña sin saber qué esperar en la cima y cuando llegas, de pronto quedas en silencio, admirado por el paisaje. Ante ti, todo se ilumina, eres capaz de ver a tu alrededor, sobre las nubes, lo que nunca antes pudiste ver y todo se hace claridad y más sencillo de comprender.

Eso fue lo que me ocurrió al escribir este libro. Una pesada oscura venda cayó súbitamente de mis ojos. Tuve conciencia del Espíritu Santo, quién es, qué hace, y los muchos beneficios que nos brinda por ser Dios y nosotros sus hijos amados. Y escribí sin detenerme hasta concluir el libro. Aún hoy, mientras respondo estas preguntas, le siento tan vivo, en mí, que me sorprende. Lo que descubrí y plasmé este libro no deja de maravillarme.

¿A quién le puede ayudar más?

Es una verdad fascinante y un bálsamo para los corazones heridos, los que sufren, los que batallan con problemas a los que no saben cómo enfrentar, y los que sienten un vacío interior o la terrible soledad que a veces nos envuelve.

¿Cómo lo puede obtener un lector de Aleteia?

El libro está disponible para ser adquirido en Amazon de cada país. Se encuentra en formato impreso y digital. Es muy sencillo de conseguir. Basta colocar en el buscador de Amazon el título del libro junto a mi nombre “Claudio de Castro”, y te aparece.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.