Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Quién tiene que leer el versículo antes del Evangelio en misa?

LECTERN,AMBO,PULPIT

Paul Kelly | CC BY-NC 2.0

Henry Vargas Holguín - publicado el 16/09/19

La liturgia no lo prevé: puede ser cualquier lector, un cantor, un sacerdote,...

Aunque el Evangelio no es más Palabra de Dios que el resto de las lecturas de la misa, sí tiene un carácter especial al ser la última y directa revelación de Dios en Jesucristo, la palabra de Dios hecha carne.

De esta manera la lectura del evangelio corona las lecturas de la celebración eucarística porque tiene una especial dignidad. Por eso la liturgia de la palabra distingue el Evangelio por encima de las otras lecturas.

La distingue con muestras de honor, acumulando en torno a ella signos expresivos de singular importancia: una aclamación introductoria, un ministro ordenado, la petición de bendición antes de su proclamación, el uso en casos especiales del evangeliario para su lectura, un saludo antes de proclamarlo, signación, incensación, aclamación del pueblo al terminar, beso del evangeliario por parte del obispo y la posterior bendición de la asamblea con el mismo.




Te puede interesar:
¿Qué significa «Aleluya»?

Las aclamaciones son generalmente expresiones de un estado de ánimo. Están hechas para impactar. Por eso no se trata simplemente de leerlas o decirlas, sino de cantarlas, aclamarlas o proclamarlas. Una aclamación es una expresión de júbilo, un clamor comunitario.

El Aleluya junto al versículo que lo acompaña es precisamente la aclamación al evangelio. Ayuda cantar no sólo el Aleluya, sino también ese versículo.

Esta aclamación es un acto por el que la asamblea litúrgica saluda al Señor Jesús que llega a hablarnos y se dispone a acogerlo.

El Aleluya se canta estando todos de pie, iniciándolo los cantores o el cantor, y se repite; y el versículo, entre los dos aleluyas, si se canta (que es lo ideal y ojalá con la participación de toda la asamblea litúrgica) lo debe entonar un cantor o el mismo coro.

En caso de que no haya un cantor, el versículo no se canta; y éste lo puede leer quien hace la segunda lectura (si la hay) o cualquier fiel, incluso el mismo diácono o sacerdote. La liturgia no exige nada en concreto.

Si el canto del Aleluya ya contiene un estribillo, este sustituiría el versículo intermedio y se omitiría la lectura del versículo intermedio.

O, lo que es lo mismo, si el lector desde el ambón opta por leer el versículo intermedio del leccionario o evangeliario, el canto del Aleluya no deberá cantarse con otros versículos o cualquier otra frase, pues se estaría duplicando el versículo intermedio. Por tanto, es importante que coro y lector estén de acuerdo previamente.


READING

Te puede interesar:
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa

Si la aclamación completa no se canta (si el Aleluya y/o el versículo antes del evangelio no se canta) se puede omitir; al menos en los casos en que sólo se proclama una lectura antes del Evangelio, como es el caso de las misas feriales.

Pero, en los domingos, solemnidades o días de precepto, el Aleluya siempre se canta, excepto en Cuaresma. Durante ese tiempo, la aclamación que precede a la lectura del Evangelio es diferente. En vez del Aleluya, se canta el versículo propuesto antes del Evangelio u otro canto o antífona.


CHOIR SINGERS

Te puede interesar:
¿Por qué el Gloria y el Aleluya se omiten durante la Cuaresma?

Tags:
dummies liturgialiturgiamisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.