Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Sobre madres unidas e hijos protegidos

BIG LITTLE LIES
HBO
Comparte

HBO estrena la segunda temporada de 'Big Little Lies' 

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En 2017 pudimos disfrutar, gracias a HBO, de una de las series con más suspense de los últimos años, pese a que no era un thriller ni tampoco se sustentaba en una trama policíaca ni detectivesca, pero que tomaba elementos de todas y, junto con el drama que suponen el maltrato conyugal y el aprendizaje de los hijos, ofrecía un vistazo a lo que significa ser madre (y trabajadora) en la actualidad: Big Little Lies, basada en la novela de Liane Moriarty.

Este año nos ha llegado la segunda temporada, y, si el núcleo de la primera consistía en cómo lidiar con un matrimonio que desde fuera parece perfecto pero en el que dentro hay violencia, en esta ocasión son los hijos quienes parecen centrar el relato.

Los hijos y los nietos: cómo cuidarlos, cómo protegerlos, cómo luchar para que un juez (una jueza, en este caso) no nos los arrebate, cómo evitar que descubran los errores que solemos cometer los adultos.

Para quienes no hayan visto la primera temporada, apuntaré sólo que al final de la misma moría un personaje, un hombre. La chispa, esta vez, la ocasiona la madre de ese personaje: una señora de lengua afilada y frases tan sarcásticas que duelen a los demás, decidida a averiguar la verdad sobre el accidente de su hijo, obstinada en ganar la custodia de sus nietos porque cree que su madre no está mentalmente preparada, siempre preguntando cosas inconvenientes aquí y allá como si fuera un sabueso de novela negra que investiga lo que no debe.

Esa mujer está interpretada por Meryl Streep y nos cae mal desde el principio, pero sin embargo admiramos su obstinación, su perseverancia en proteger la memoria de su hijo y en quedarse a sus nietos aunque cause daño a los demás.

Aunque Meryl Streep habrá intervenido en cerca de 80 películas, aquí construye otro personaje memorable, merecedor de todos los premios.

Porque ella no es una actriz que interpreta: ella se transforma, se metamorfosea, no es Meryl con gafas y dientes postizos, sino una mujer que lleva veneno en la lengua y que es tan ladina como parece.

En Big Little Lies 2 hay, como decía al principio, una lucha denodada por los hijos (también era así en los siete episodios de la primera temporada, pero la trama se dispersaba en varios temas): Celeste (Nicole Kidman) lucha judicial y personalmente contra Mary Louise (Meryl Streep) para que no le quiten la custodia.

A Renata (Laura Dern), cuando las autoridades descubren que su marido es un estafador, le preocupa más cómo los verá su hija ahora que se quedan sin dinero y sin propiedades, e incluso preparará una costosa y multitudinaria fiesta de cumpleaños para ella, pues comprende que su niña no tiene la culpa de los actos ilegales de su padre.

Madeline (Reese Witherspoon) tendrá que lidiar con un desliz propio y con la culpa y, además, lograr que sus hijas no la vean como una madre cuyo matrimonio peligra.

Bonnie (Zoe Kravitz) tendrá que examinar su relación con sus padres, y averiguar el origen de los malentendidos; y Jane (Shailene Woodley), cuyo retoño nació de una violación, hará lo que esté en su mano para que el niño no se vea afectado por la mala fama de ser un hijo bastardo.

Todas son mujeres guerreras, luchadoras, trabajadoras y madres a tiempo completo. Y las relaciones entre ellas, a veces de tensión, a veces de enfrentamiento, casi siempre de amistad y confesión, constituyen la telaraña con la que los guionistas y creadores nos enganchan.

Aquí, además, llega el turno por parte de los personajes de replantearse si es necesario mantener una mentira: ¿de verdad merece la pena?

Aparte de Meryl Streep (novedad de los siete episodios de esta nueva temporada) hay un par de diferencias fundamentales: la trama, los guiones, tal vez sean menos sólidos en esta segunda parte; pero da igual porque la dirección es similar o quizá superior a la de la primera.

Si la sesión de 2017 la dirigía Jean-Marc Vallée, ahora es el turno de Andrea Arnold. El primero rodó Dallas Buyers Club, Alma salvaje y Demolición, entre otras. La segunda fue la responsable de Red Road, Fish Tank y American Honey, entre otras. Dos grandes cineastas para una serie que, seguramente, seguirá acaparando galardones.    

 

Ficha Técnica

Título original: Big Little Lies [Season 2]


País: Estados Unidos


Director: Andrea Arnold


Guión: David E. Kelley, Matthew Tinker


Música: Susan Jacobs


Género: Serie de tv / Drama / Misterio


Duración: 7 episodios de aprox. 45 min. cada uno


Reparto: Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Shailene Woodley, Alexander Skarsgård, Laura Dern, Zöe Kravitz, Meryl Streep, Adam Scott, James Tupper, Douglas Smith, Kathryn Newton

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.