Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconEspiritualidad
line break icon

10 santos coinciden que esta es la mejor herramienta para vencer al demonio

SUPPORTING

Shutterstock | PVGstockstudio

Adriana Bello - publicado el 09/08/19

Y cómo podemos usarla para combatirlo cada día

Repasando los pensamientos de varios santos de la iglesia católica, se puede observar que muchos coinciden en que hay una virtud que es particularmente efectiva a la hora de enfrentarse a las tentaciones que el demonio nos presenta:

1. “Fue el orgullo el que convirtió a los ángeles en demonios, es la humildad la que convierte a los hombres en ángeles”. San Agustín de Hipona.

2. “El arma más poderosa para vencer al diablo es la humildad”. San Francisco de Sales.

3. “El cimiento de la oración va fundado en la humildad, y mientras más se abaja un alma en la oración, más la sube Dios”. Santa Teresa de Ávila.

4. “Si hay en la tierra un alma verdaderamente feliz, ésta es solamente un alma verdaderamente humilde”. Santa Faustina.

PRAY
Shutterstock | No-Te Eksarunchai

5.“La humildad, por profunda que sea, ni inquieta ni perturba el alma; va acompañado de paz, alegría y tranquilidad”. Santa Teresa de Ávila.

6. “La primera virtud que necesita un religioso (después de la caridad) es la humildad”.

San Benito de Nursia.

7. “El propio conocimiento nos lleva como de la mano a la humildad”. San Josemaría Escrivá de Balaguer.

8. “[Jesús] me enseñó que la única gloria que importa es la gloria que dura para siempre, y que uno no tiene que realizar actos brillantes para ganar eso, sino esconder los actos de virtud de los demás, e incluso de uno mismo, de modo que ‘la mano izquierda no sepa lo que está haciendo la mano derecha’”. Santa Teresita de Lisieux.

9. “La humildad es la llave de la sabiduría”. San Beda.

10. “La humildad y la caridad van juntas. Una glorifica, la otra santifica”. San Pío de Pietrelcina.

Sí, se trata de la humildad, una palabra que se repite mucho (¿cuántas veces uno no escucha que alguien se define como “humilde”?), pero pocas veces se ejecuta o se confunde con otras acciones, como la justicia o la honradez. La humildad se puede practicar a diario, sin embargo, es de las cosas más difíciles y quizá por eso es tan eficiente.

Hay quienes confunden la humildad con sumisión o pasividad, pero es todo lo contrario, así que estas son algunas acciones que todos podemos hacer cada día:

SUPPORTING
Shutterstock | fizkes

– Estar atento al entorno. Hoy en día muchos lo llaman “inteligencia emocional”, pero se confunde. Se trata de estar atento de ti, pero también de quienes te rodean y lo que sucede, y ver cómo tú puedes ayudar en caso de que sea necesario.

– Escuchar. Antes que buscar dominar siempre una conversación o darle demasiada importancia a expresar constantemente tu punto de vista, es importante oír las necesidades de los demás. De lo contrario, es como si lo que tú tuvieras que decir es más importante que escuchar al otro. Las personas humildes escuchan porque saben que, aunque tengan conocimientos, siempre pueden aprender algo del otro y no tienen todas las respuestas. No obstante, esto no quiere decir que debas quedarte callado, la persona humilde también es activa y está dispuesta a tomar acciones… incluso, ya el hecho de disponerte a oír es una iniciativa.

SUPPORTING
Shutterstock | halfpoint

– Aceptar la crítica. Siempre y cuando sea constructiva, venga de quien venga, te ayudará a convertirte en una mejor persona y/o profesional. Es un acto que contrarresta la prepotencia y te ayuda, incluso, en el camino a ser mejor.

– Aprender a decir “gracias” y “te felicito”. Palabras muy sencillas pero que hablan de un gran reconocimiento de las buenas acciones de otro. Una persona humilde es la que admite el talento de los demás y sabe que eso no quiere decir que él no lo tenga.

– Asumir responsabilidad. Es muy fácil culpar a los demás, las políticas de la empresa, etc., así que es importante reconocer cuando uno ha actuado de forma incorrecta y aprender a disculparse cuando sea necesario. Es mejor pedir perdón que tratar de disfrazarlo con una mentira.

– Pedir ayuda. Reconocer cuando una carga es demasiado para ti es parte de la humildad. Esto no te hace débil, al contrario, no hay nada más valiente que reconocer cuando uno no sabe hacer algo o una pena es muy grande y pedir apoyo. Si se analiza, a veces es una cuestión de puro orgullo y tú y los que te rodean (aunque creas que disimulas muy bien, algunos sí se dan cuentan) podrían estar pasando un mal momento sin necesidad.

SUPPORTING
Shutterstock | fizkes
Tags:
psicología positivasantosvirtud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.