Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 19 junio |
San Romualdo
home iconEspiritualidad
line break icon

Jesús «descendió a los infiernos»: ¿cuándo se introdujo en el Credo esta frase?

Toscana Oggi - publicado el 08/07/19

¿Por qué en el Símbolo de los Apóstoles se dice que Jesús: "descendió a los infiernos", mientras que en el Credo de Nicea esta frase desaparece? Antonio Tullio

Responde don Francesco Vermigli, profesor de teología dogmática en la Universidad Teológica de Italia central.

Quisiera dividir en dos momentos la respuesta al sr. Tullio. El primer momento coloca cronológicamente los símbolos recordados en su pregunta (el niceo y el apostólico); el segundo momento intenta responder sobre el punto de qué es una profesión de fe.

Respecto al origen del Símbolo Apostólico intentaré ser breve: intentar resumir una cuestión tan compleja, como la formación del Símbolo llamado de los Apóstoles, no es poca cosa. Recuerdo, primero que nada, que los primeros testimonios de la leyenda que atribuye a los apóstoles la redacción de la profesión de fe en cuestión, se remonta a finales del siglo IV. Por simplicidad, podemos decir que ese Símbolo se formó lentamente a partir de las profesiones de fe proclamadas en la liturgia bautismal de ámbito romano: fórmulas de fe más bien débiles que se extendieron durante el tiempo, encontrando su propia redacción definitiva en la Alta Edad Media.

De modo particular, la forma del Símbolo Apostólico que conocemos nosotros -esa versión que la estereografía llama Textus receptus (el texto acogido en Occidente) – se remonta completamente a san Pirmino (o Pirminio) de Murbach († 753) y su obra Scarapsus. Es en el nivel del Textus receptus que aparece el artículo sobre el descenso al infierno. Por lo tanto, parece que no fue tanto Nicea la que eliminó el artículo de fe en el descenso al infierno, sino que fue el Símbolo atribuido a los apóstoles quien agregó este elemento. Estas consideraciones también se aplican al artículo sobre la comunión de los santos, que aparece solo en el Símbolo apostólico.

¿Para qué sirve una profesión de fe?

Pasamos al segundo y último punto de nuestra intervención. Este segundo paso responde a la pregunta: ¿para qué sirve una profesión de fe? Responder a la pregunta podría ser útil para entender por qué motivo en una cierta etapa de la progresiva formación del Símbolo apostólico, aparece nuestro artículo de fe sobre el descenso a los infiernos.

Una profesión de fe nace en un contexto históricamente determinado y de ese contexto resulta -de un modo que se debe verificar caso por caso- condicionada. Y, sin embargo, cada profesión de fe, incluso aquellas que no tuvieron una difusión muy amplia en la historia de la Iglesia, tiene la pretensión, por decir de alguna manera, de «eternizarse».

En otras palabras, cada símbolo se ve afectado por la dinámica típica del desarrollo del dogma: un factor históricamente determinado provoca una definición de fe, que se vuelve luego patrimonio de la Iglesia de cada época. Solo por dar un ejemplo: ¿quién no recuerda cuando en el Niceo-Constantinopolitano pronunciamos el «generado no creado», estamos haciendo de contrapunto a afirmaciones arrianas muy determinadas? De esta manera, es oportuno pensar que la aparición en un determinado momento de la redacción del Símbolo apostólico del artículo sobre el descenso a los infiernos de Cristo haya sido la respuesta a una necesidad muy precisa; quizá, banalmente, como una mera amplificación del «fue sepultado», o quizá, como reconocimiento de la laguna de las anteriores profesiones sobre un acto decisivo de la Redención de Cristo.

Artículo original: Toscana Oggi

Tags:
credodummiesinfiernojesucristo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
4
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
5
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
6
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
7
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.