Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 enero |
Santa Inés
home iconEstilo de vida
line break icon

Cómo dominar la ciencia del autocontrol

OTYŁOŚĆ WŚRÓD DZIECI

Shutterstock

Calah Alexander - publicado el 05/06/19

Estos tres principios pueden ayudarte a desbloquear un potencial ilimitado

Tengo algo que confesar: no soy muy buena en autocontrol.

Soy buena para esforzarme en hacer cosas que no quiero, como cuando estoy cansada y tengo que lavar los platos antes de dormir. Pero si hubiera chocolate, no resisto. Mi única estrategia de alimentación saludable exitosa es cortar completamente el azúcar en casa, pues de lo contrario, simplemente no funciona.

Me quedé fascinada cuando leí un artículo sobre un académico que se volvió un ultramaratonista usando la «ciencia del autocontrol». Yo no sabía que había una «ciencia del autocontrol», pero aparentemente existe – y según Nathan DeWall, corredor de ultramaratones y otrora «académico sedentario», es muy simple.

Creo que el autocontrol es nuestra mayor fuerza humana y la cosa más fácil que podemos mejorar. Al dominar los tres componentes del autocontrol, puedes también correr 160 kilómetros – o conquistar otros objetivos profesionales y personales aparentemente accesibles.

DeWall es un profesor de psicología que ha pasado décadas estudiando el autocontrol. Él explica en su artículo cómo la muerte de su madre lo llevó a correr, como una forma de terapia en el luto, pero rápidamente se transformó en una pasión, despertada por el deseo de correr un ultramaratón de 160 kilómetros.

En un año, DeWall hizo la transición de algunos pocos kilómetros por día para completar con éxito su primer maratón de 160 kilómetros usando su entendimiento de los tres principios del autocontrol: patrones, monitorización y fuerza.

Pero tengo un bebé de 18 meses que generalmente termina en nuestra cama hacia las 4 de la mañana, entonces programar mi despertador a las 5 de la mañana resultaría en una productividad comprometida y un bebé irritado. Despertar a las 5 de la mañana puede ser deseable, pero hasta que el bebé duerma toda la noche en su propia cama, es inapropiado para mí.

La monitorización es la segunda parte del autocontrol y es bastante autoexplicativa: acompaña tus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Sencillo, ¿verdad?

No mucho. Nunca olvidaré la primera vez que hice una dieta que exigía eliminar azúcares, lácteos, granos y otros alimentos del menú. Tuve que empezar de nuevo ya el primer día, porque al final de la tarde, mientras rallaba queso para la merienda de mis hijos, yo ingenuamente me comí un puñado de queso rallado. Peor, me tomó casi cinco minutos antes de darme cuenta lo que había hecho porque no estaba prestando atención. El autocontrol requiere estar presente en el momento, en lugar de dejarse llevar en piloto automático.

El último componente del autocontrol es en el que generalmente nos concentramos: la fuerza o la energía que tienes para controlar tus impulsos. La parte complicada de la fuerza es que, en mi experiencia, si creas mucha contención en una área, sentirás debilidad o tentación en otra.

Durante un tiempo, decidí renunciar al postre después de cenar. Ya me había acostumbrado a llevar a los niños a la cama y luego servirme una copa de vino y enseguida comer todo el chocolate que lograra encontrar. Esa era realmente la única hora del día en que comía chocolate, entonces pensé que, si podía reducir ese hábito, reduciría drásticamente mi ingesta de azúcar.

Logré cortar el postre y me sentí muy bien con ello… hasta que me di cuenta que había desarrollado un nuevo hábito: salir de la cama por la mañana e inmediatamente comer chocolate. Yo simplemente estaba comiendo chocolate antes incluso de conectar la cafetera.

Es ahí que entra la monotorización. A una parte de mi cerebro realmente no le gustó sentirse privada, por eso esperó un momento de piloto automático y conciencia lenta.  Por fin logré resolver el problema pidiendo a mi marido que escondiera el chocolate por la noche. Pero habría podido resolver eso de forma más eficaz, haciendo un balance de mi estado mental, emocional y físico antes de salir de la cama. Reconocer el deseo de chocolate y seguir directa al café de la mañana sería el acto real de autocontrol que, a su vez, crearía fuerza para desistir a otras tentaciones.

Pienso que la monotorización es el componente clave del autocontrol. Muchos de mis malos hábitos se forman cuando no estoy prestando mucha atención, pero no puedo conformarme. Si yo me concentrara menos en establecer metas y más en ser fiel a ellas y prestar atención a mis pensamientos, con el fin de actuar conscientemente, apuesto que podría correr muchos kilómetros también.

Tags:
autocontrolinteligencia emocionalvirtud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
2
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
3
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
4
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madre por un hijo
5
MARTIN LUTHER KING
Jorge Graña
¿Sabías que Martin Luther King apreciaba mucho el Rosario?
6
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
7
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.