Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

autocontrol

9 consejos para controlar la ira

En casa, en el trabajo, en la carretera... ¡Cuántas situaciones estresantes! ¡Cuántas ocasiones para enfadarse! Cuando llega la ira, la cosa siempre va a peor. Intenta dominarla y verás cómo las …

Mis padres, con su amor, nos hicieron fuertes

Cuánto más amamemos, más fuertes seremos para hacer frente juntos a las dificultades de la vida

Ayuné durante 24 horas – esto fue lo que pasó

Tenía curiosidad sobre los beneficios físicos, pero fueron los efectos espirituales los que hicieron que valiera la pena

¿Por qué no soy firme en mis decisiones?

¿Te has preguntado alguna vez el porqué de tu falta de firmeza ante las cosas que te propones? ¿Por qué, siendo una persona decidida, uno no es capaz de mantener el compromiso hasta el final, …

Por qué el autocontrol y la atención son la base del progreso escolar

¿Es mejor dirigir las actividades y juegos de los niños o dejar vía libre a su creatividad?

¿Conoces tus fuerzas interiores?

El poder del autoconocimiento y el autocontrol

“Minuto heroico”, un instante diario que puede cambiar toda tu vida

Parece demasiado "simple" para tener tanto impacto... ¿De verdad funciona? Empieza mañana mismo a experimentarlo

Cómo dominar la ciencia del autocontrol

Estos tres principios pueden ayudarte a desbloquear un potencial ilimitado

¿Tienes reacciones desproporcionadas? Descifra su significado y toma el control

Si tu educación estuvo condicionada por el temor, quizás aprendiste a reprimir emociones y a ocultar cosas