Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los “chalecos amarillos” de Dios

CASA DE TODOS
Twitter-IglesiaCatólicaMdeo
Comparte

Mi casa, tu casa…. “Casa de Todos”. La Iglesia en Uruguay sale al encuentro de los más alejados

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Quizás la imagen no sorprenda mucho. Niños sonrientes y posando para la foto. Pero detrás de tanta alegría comienzan a aparecer los detalles. Uno de ellos, por ejemplo, la indumentaria: chalecos amarillos con la inscripción “Casa de Todos”.

Efectivamente, estos niños, al igual que la Iglesia en Montevideo, la capital de Uruguay, se encuentran en misión a través del “Programa Misionero Jacinto Vera” (primer obispo de Uruguay) y tienen un único propósito: salir al encuentro de los alejados.

 

 

Es por eso que desde el Domingo de Pascua las calles de Montevideo lucen con otro color. Pues “los chalecos amarillos de Dios” -un poco como contracara de un término que se ha popularizado a raíz de protestas y movilizaciones en París, Francia-  ya están en marcha golpeando puertas, acercándose a las personas en sitios públicos y viviendo un momento único de “reencuentro”.

Las imágenes hablan por sí solas, pues mientras algunos prefieren hacer lío con tambores, música y colores, otros generan una movida más personal, tal cual recuerda la propia Arquidiócesis de Montevideo.

Hacer click en galería: 

Sin embargo, el espíritu es el mismo: “escuchar, hacerse prójimos y testimoniar”.

La movida en redes:

¡Bienvenidos!

Este 3 de mayo Montevideo celebra a San Felipe y Santiago, sus patronos. A ellos les ha sido encomendada la ciudad, la Iglesia y la Misión Casa de Todos. Y el desafío no es menor, puesto que Uruguay es el país más laico de América Latina (por estos días se recuerdan los 100 años de la separación de la Iglesia del Estado).

 

 

No en vano en este país la última Semana Santa se celebró hace 100 años, pues para el calendario oficial uruguayo se trata de la Semana de Turismo.

Pero en Uruguay la religiosidad está a flor de piel, pues si bien el número de los que se dicen católicos no llega al 50% (un porcentaje mucho menor el de los fieles practicantes), la mayoría afirma creer en Dios.  Y aquí está el trabajo y la tarea, salir a la calle, buscar a quienes se alejaron, salir al encuentro de quienes aún se preguntan por el sentido de sus vidas. La Iglesia de Montevideo está en misión. “¡Bienvenidos!” es el mensaje.  “Los chalecos amarillos” de Dios en Uruguay ya están en camino.

Sitio web de la misión aquí 

Te puede interesar: El abrazo más esperado: Los patronos de Montevideo llegan para quedarse

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Team
¡Unidos!
Aleteia Team
¿Lo ves?
Aleteia Team
Arde California
Aleteia Image Department
¿De quién es el record?
Aleteia Image Department
El Bautismo no tiene precio
Aleteia Team
¡Ánimo!
Pablo Cesio/Aleteia Uruguay
¡El espíritu del rugby!
Aleteia Image Department
¿El árbol más alto del mundo?
Aleteia Image Department
La NO vuelta al colegio
Aleteia Image Department
¡¡Chócala!!
Aleteia Team
“Mirados”
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.