¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Cómo hacer que las mañanas de los lunes sean más fáciles de afrontar?

STRESS
Shutterstock
Comparte

¿Eres de los que tiene miedo a los lunes? Te damos algunos consejos para encarar ese día con más facilidad

Los lunes son difíciles. No importa si te gusta mucho tu trabajo, hacer la transición del fin de semana a los días laborales puede ser pesado.

Pensando en ello, hemos preparado algunos consejos para que el comienzo de la semana sea más fácil de encarar.

  1. Durante el fin de semana, haz algo que tengas pendiente en tu lista de tareas personales

No es necesario llevar a cabo un proyecto grandioso, pero resolver algún tema personal pendiente, durante el fin de semana, te hará mucho bien cuando mires la lista de tareas profesionales el lunes. Paga una cuenta, lava la ropa de cama, haz las compras. Esto evita que la semana se haga más pesada de lo que debe ser.

  1. Lee o asiste a algo que te eleve el espíritu

Antes de zambullirte en el trabajo del lunes, reserva un pequeño tiempo para leer un cuento, un poema, una oración, o para hacer algo que te recuerde que la vida es más que los emails que te están esperando en la bandeja de entrada.

  1. Haz ejercicios en la mañana del lunes

Si sólo consigues dedicar dos ratos por semana para hacer ejercicio, programa uno de ellos para el lunes. No tiene que ser algo extraordinario: basta con levantarse lo suficientemente pronto como para media hora de movimiento. Mejor aún si puedes hacerlo al aire libre y ganar un poco de  vitamina D. Empezarás la semana con todo.

  1. Revisa tus propósitos personales

Si estás trabajando en algún cambio personal – desde comer menos fritos hasta intentar ser más paciente – reserva un momento para pensar en ello antes de empezar a trabajar, sea el domingo por la noche o el lunes por la mañana. Ayuda mucho reconectar con las razones por las que estamos haciendo este esfuerzo y renovar nuestros compromisos.

  1. Planea algo agradable para la comida del lunes

Una receta fresca y saludable, o esa comida deliciosa con la que estás soñando desde hace tiempo. Sea lo que sea, haz que la comida del lunes te haga sonreír. Funciona tanto como una expectativa que te mantiene pendiente durante el día, que como una pequeña recompensa por haber dado lo mejor de ti un día tan duro como el lunes.

  1. Haz una pausa

No sobrecargues el lunes. El comienzo de una nueva semana nunca es fácil, así que no te presiones. Dedica la noche del lunes a desconectar, a ver un episodio de una serie, e intenta no irte a dormir muy tarde. Esto te ayudará a no empezar cansado y a poder mantener el ritmo el resto de la semana.

(vía Sempre Família)

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.