Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Nueva “oleada de xenofobia, racismo e intolerancia” en el mundo

IMMIGRANT
Shutterstock/pixelrain
Comparte

Denuncia del secretario general de la ONU

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El mundo se enfrenta a una “oleada de xenofobia, racismo e intolerancia” y los derechos humanos “están perdiendo terreno a nivel global”. “El odio está alcanzando a ser el relato dominante en las democracias y en los sistemas autoritarios”. Lo dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres, en su discurso de apertura en el Consejo para los Derechos Humanos de Ginebra.  

Según Guterres, más de 1.000 periodistas y activistas en favor de los derechos humanos han sido muertos en los últimos tres años. Por esto ha pedido a los estados miembros de las Naciones Unidas que contribuyan a crear “una nueva estrategia global para combatir la incitación al odio”.

Xenofobia y racismo, continúa Guterres, son “una plaga creciente que ha envenenado el debate sobre los desafíos cruciales como la inmigración”.

Por otro lado, como cada año, el 25 de marzo las Naciones Unidas han rendido un homenaje a las víctimas de la esclavitud en el Día Internacional del Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica, el Secretario General de la ONU ha dicho, en Ginebra, que “nunca debemos olvidar los crímenes ni sus repercusiones a lo largo de los siglos, en África y el resto del mundo,” para “aprender las elecciones y tenerlas en cuenta hoy en día”.

Tenemos que contar las historias de quienes se alzaron contra sus opresores y rendir homenaje a su justa resistencia, desde Zumbi dos Palmares en Brasil, pasando por la reina Nanny de los cimarrones en Jamaica, a la reina Nzinga de los reinos Ndongo y Matamba en la actual Angola, a Harriet Tubman en los Estados Unidos y muchos más”, destacó.

Guterres indicó que el tema elegido para la conmemoración de este año, “Recuerda la esclavitud: Poder de las Artes en pro la Justicia”, incide en la importancia de las artes usadas como instrumento para combatir la opresión y empoderar a las comunidades esclavizadas.

Los movimientos que siembran la ira y cosechan odio son lo opuesto al patriotismo. Por eso, contra la discriminación racial, es esencial unir nuestras voces para defender la dignidad humana y los Estados deben actuar de inmediato para detener la actual ola de odio, proteger a las poblaciones vulnerables y garantizar la igualdad racial.

La esclavitud también es una lacra moderna

Por su parte, la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, resaltó que la esclavitud también es una lacra moderna que afecta a más de cuarenta millones de personas alrededor del mundo.

“El 71% de las víctimas de la trata de personas son mujeres y niñas. Esto no solo es alarmante, es inaceptable en el siglo XXI.

Ante esta realidad tuvo un especial recuerdo para las mujeres esclavas que, aparte de ser sometidas a inacabables trabajos forzados y a aterradores actos violentos “padecieron la explotación física para perpetuar la cadena de comercio de la esclavitud”.

Discriminación racial

Altos funcionarios de la ONU y un grupo de expertos de las Naciones Unidas en derechos humanos han lanzado contundentes mensajes durante la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial (21 de marzo).

Los expertos independientes, a los que se unió el Secretario General de las Naciones Unidas, pusieron como ejemplo la trágica matanza ocurrida hace menos de una semana en dos mezquitas de Nueva Zelanda donde un supremacista blanco mató a cincuenta personas.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo que “no hay país ni comunidad que sea inmune al odio racial y religioso y al fanatismo terrorista. La xenofobia, el racismo y la intolerancia están cobrando un auge que presencio con alarma. Los discursos de odio son cada vez más habituales y se extienden como la pólvora en los medios de comunicación sociales y la radio, propagándose por igual en las democracias liberales y en los Estados autoritarios”.

Consideró como “esencial” la unión “de nuestras voces para defender los principios de la igualdad y la dignidad humana”.

El racismo no da soluciones a los problemas de la sociedad

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, hizo un llamado en el que destacó que el nacionalismo y el racismo no ofrecen soluciones reales a los retos que plantean las sociedades.

Se basan -dijo- en teorías de la conspiración y se amplifican a través de las redes sociales. Estos movimientos siembran la semilla de la ira y cosechan odio y violencia. Este nacionalismo es lo opuesto al patriotismo: agudiza las divisiones, prepara el terreno para la violencia y hace que la sociedad sea más insegura”.

Bachelet pidió a todo el mundo que desafíe y condene los mensajes políticos que difunden “ideas basadas en la superioridad o el odio racial”.

El uso inadecuado de internet

Por su parte, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, denunció el uso de internet como instrumento de propagación de la discriminación racial, la xenofobia y las ideologías supremacistas, contra migrantes refugiados y afrodescendientes.

Es necesario “garantizar un entorno seguro en línea, cuyo objetivo es desarrollar competencias para mejorar la comprensión mutua, el pensamiento crítico y el diálogo intercultural, forma parte de una Educación para la Ciudadanía Global más extensa”, recordó.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.