Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
Santa Catalina de Alejandría
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Es cierto que el Blue Monday es el día más triste del año?

MĘŻCZYZNA

Allef Vinicius/Unsplash | CC0

Dolors Massot - publicado el 20/01/19

Por qué tiene tan mala fama el tercer lunes de enero y cómo darle la vuelta

Confieso que cuando la editora de Estilo de Vida de Aleteia me propuso hablar del Blue Monday, mi fiera anticonsumista lanzó un rugido desde lo más hondo de mi interior. «Otro invento más de las redes sociales», «un operativo de marketing para que hablemos de ello, como los challenges o los virales de gatitos»…

Me irrita que me quieran controlar la vida, porque creo que suficientemente controlada está por Google, Tripadvisor, Facebook, el GPS y mi compañía de teléfonos. Ni mi madre se atreve a preguntarme tanto dónde he estado, pero sí lo hacen Google y TripAdvisor y ¡además me piden que dé mi opinión sobre el lugar!

El último tsunami consumista comenzó con el Black Friday, le siguió el Cyber Monday y la inundación se ha producido con las rebajas postnavideñas. ¿Qué es el Blue Monday? Algo que, visto en cadena, se podría equiparar a los restos del naufragio. Veamos.

Se llama Blue…

Porque responde a las largas noches de invierno, las que en el mes de enero siguen a la primera semana navideña. No son negras, sino de un azul oscuro.

En esto ya no estoy conforme. Para mí un día triste debería pintarse de marrón o gris, que son colores poco agraciados. Pero es que sé que este gusto no es universal. Si el marrón fuera un color horrible, Burberry no estaría de moda. Y Audrey Hepburn en «Breakfast at Tiffany'» decía que tenía «un día rojo» cuando era un día malo. Así que la cosa no está clara.

Se llama Monday…

Porque es el tercer lunes de enero, que suele coincidir con los días en que llega a nuestra cuenta corriente el pago de los gastos navideños hechos con tarjeta de crédito. ¿Encargaste un crucero? ¿Compraste el último iphone? Olvida las promesas del muchacho que te atendió tan amablemente. Ahora solo sois dos frente a frente: tú y tu bolsillo.

BUDGET
Shutterstock-Stokkete

¿Es cierto que es «El Día más Triste del Año»?

Si eres pesimista, desde luego. Y además te han avisado. Si eres determinista, el peso implacable de la desgracia caerá sobre ti (según dicen). Pero si quieres saber por qué a este pobre lunes de enero le ha caído tan mala fama, solo tienes que leer a qué responde este sambenito.

Todo comenzó como una campaña publicitaria

En 2005, la compañía Sky Travel ideó una campaña publicitaria en la que se decía que un investigador de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) llamado Cliff Arnall había llegado a la conclusión, mediante una fórmula científica, de que este lunes era «el día más deprimente del año».

¿Existe en verdad este científico?

Las ganas de destruir el Blue Monday me pueden, así que clico en Google el nombre de Cliff Arnall. Menuda sorpresa. Es psicólogo y, por lo que veo en las fotos de LinkedIn, se presenta como autor del Día más deprimente del año. No le ha ido mal dando conferencias y talleres sobre este asunto, a juzgar por una imagen de él (intuyo) paseando por la playa al atardecer y una avioneta que como mínimo te lleva a las Seychelles.

«El Día más deprimente del año» o día más triste del año, como quieran llamarlo, surge de la siguiente fórmula:

1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA

Tanta ciencia me aturde. Traducida al lenguaje de los mortales, descodificamos y la línea significa:

 ‘C’ es el valor que se atribuye al clima (indudablemente no es lo mismo andar ese lunes por una playa de República Dominicana que estar hasta las orejas de nieve en el Pirineo aragonés).

‘D’ son las deudas que nos han dejado los gastos de Navidad. Diría que ese es el valor más real y cuantificable de toda la fórmula.

‘d’ es el dinero cobrado con el sueldo de diciembre. Otra cifra irremediablemente cierta. Abro la app del banco para ver si ha crecido pero no: es la que es. Y me temo que lo de la minúscula en comparación con la D ya es por algo.

‘T’ el tiempo transcurrido desde el final de la Navidad.

‘I’ es el tiempo transcurrido desde que hicimos un propósito de Año Nuevo (dejar de fumar, ir al gimnasio, perder peso).

‘M’ son los niveles de motivación de cada persona.

Finalmente, ‘NA’ corresponde a la necesidad de actuar para dar un nuevo rumbo a mi vida (a mejor, se entiende).

Más de un científico se echa a llorar (de risa) cuando ve la fórmula. Las variables son arbitrarias y, además, ¿cómo se miden cuestiones como la motivación personal? Aún así, ya que nos acercamos al dichoso Blue Monday, vale la pena aceptar el reto y pasearse por la fórmula.

WOMAN,BOXING,PUNCHING BAG
Shutterstock

¿Qué puedo sacar en positivo?

  1. Relee la fórmula e introduce tus datos en ella. Comprueba si en torno a las fiestas de Navidad gastas más de lo que ganas. Tal vez nos sirva de lección para el año que viene. Y nos dará qué pensar sobre el valor espiritual de la auténtica Navidad en nuestra vida.

2. ‘M’ depende de ti. El nivel de motivación lo decides tú: estás a tiempo de decidirte a luchar, de tomarte en positivo la vida o de hacer frente a un vicio del que te cuesta salir. Busca amigos y profesionales que te ayuden, si es necesario.

3. ‘NA’ también depende de ti. ¿Quién puede más, una campaña de Sky Travel del año 2005 o tú?

Cliff Arnall es desde 2014 el brillante Jefe de Psicología del Royal National College for the Blind. No sé si aplicó la fórmula ni le envié un mail para preguntarle cómo se presentaba el próximo Blue Monday para él. Estoy segura de que la M y la NA están en lo más alto porque de su trabajo dependen personas que no pueden hacer algo tan sencillo como ver. Así que propongo una última idea:

4. Sal de ti mismo. Haz la lista de actividades con las que puedes ayudar a otros y dedica esas 24 horas a hacer algo por los demás. Algo que hasta ahora no hacías. Verás como por la noche el cielo parece más iluminado.


FAMILY

Te puede interesar:
¿Cuáles son tus prioridades? ¿Lo tienes claro?

Tags:
consumismopublicidadredes sociales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.